La nueva grada de San Amaro ya es una realidad

Varios operarios están colocando los últimos detalles de la grada de San Amaro./CC
Varios operarios están colocando los últimos detalles de la grada de San Amaro. / CC

El alcalde confirma que los 500 asientos estarán a disposición de los aficionados a partir de este fin de semana, coincidiendo con el debut del UBU Colina Clinic en División de Honor

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

El campo municipal de San Amaro ya tiene grada y se estrenará este fin de semana. Así lo ha asegurado esta mañana el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, en una visita al complejo deportivo para observar la colocación de los últimos detalles de una tribuna que cuenta con 503 localidades divididas en cinco filas.

El regidor ha destacado que este nuevo espacio ofrecerá una mayor comodidad a los aficionados, ya que permite, al estar más elevado que los graderíos anteriores, una mejor visibilidad del terreno de juego. Además, la infraestructura incorpora una pérgola que protegerá a los asistentes de las inclemencias meteorológicas, que casi con toda probabilidad azotarán a la ciudad durante los meses de invierno.

El Ayuntamiento ha escogido asientos de color amarillo y negro como reconocimiento al Aparejadores Rugby Club, el equipo que ascendió el pasado mes de mayo a la División de Honor española del deporte oval. No obstante, Lacalle ha dejado claro que se trata de una cancha «polivalente», ya que en este espacio se sentarán seguidores, entre otros equipos, del CD Bupolsa de fútbol.

Además, la construcción de la grada, que ha costado unos 600.000 euros, ha traído consigo la creación de ocho locales debajo de los asientos. Cinco de ellos miden 25 metros cuadrados, mientras que los tres restantes cuentan con 15 metros cuadrados de uso. El regidor ha comentado que algunos se reservarán para las necesidades del área de Deportes del Consistorio, pero también ha confirmado que «al menos uno» estará a disposición de la escuadra de rugby y de otras entidades deportivas.

El alcalde de la capital, Javier Lacalle, y la concejala de Deportes, Lorena de la Fuente, conversa con un técnico del Ayuntamiento sobre el estado de la obra.
El alcalde de la capital, Javier Lacalle, y la concejala de Deportes, Lorena de la Fuente, conversa con un técnico del Ayuntamiento sobre el estado de la obra. / CC

La tribuna, que se alza un metro del suelo en su parte más baja, está situada a 2,1 metros de la valla perimetral de la cancha y estará rodeada por una acera de 1,80 metros que mantendrá el itinerario accesible para las personas de movilidad reducida. Asimismo, junto a esta nueva instalación se ha colocado una fuente.

Respecto al resto del campo, la concejala de Deportes, Lorena de la Fuente, ha informado que la intención del Ayuntamiento es mantener las gradas supletorias portátiles, aunque habrá eventos, como el festival 'En Clave de Calle' de este fin de semana, que provocarán su desmontaje y traslado a otra zona de la capital. «Cuando estén disponibles las colocaremos en San Amaro», ha aseverado.

El primer choque oficial con la grada será el que enfrente este sábado a las 18 horas al UBU Colina Clinic con el Sanitas Alcobendas Rugby. Este enfrentamiento también será el primero del combinado burgalés en División de Honor.

En este estreno no habrá marcador electrónico, puesto que llegará a finales de mes. Los vestuarios, por ahora, seguirán igual. De la Fuente ha reconocido que son antiguos y tienen carencias, pero ha asegurado que «son funcionales» y que en el caso de que surga algún problema «tenemos todo el polideportivo de apoyo en cualquier momento».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos