El nuevo servicio de tren y autobús turístico estará en marcha el próximo marzo

Tren turístico actual/JAQ
Tren turístico actual / JAQ

Se contará con dos trenes y dos autobuses que ofrecerán rutas por la ciudad, incluyendo el Castillo, el Monasterio de las Huelgas y la Cartuja

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El Instituto Municipal de Cultura y Turismo (IMC) aprobará este viernes la licitación del nuevo contrato de servicios turísticos, que permitirá contar con dos trenes y dos autobuses para ofrecer rutas guiadas por el patrimonio monumental y natural de la ciudad. El contrato, que saldrá por un periodo de 5 años (con dos más de prórroga), está valorado en 4,3 millones de euros y el servicio tendría que ser económicamente sostenible a partir del sexto año.

La concejal Carolina Blasco ha explicado que, gracias al nuevo contrato, que se gestionará mediente la fórmula de la concesión, se duplicará el servicio actual al combinar tren con autobús turístico. Entre los requisitos que incluye el pliego de condiciones se encuentra que los vehículos aportados deberán ser ECO, con bajas emisiones atmosféricas y sonoras, es decir, híbridos o de gas natural comprimido. Eso sí, puntuarán propuestas que apuesten por las cero emisiones.

Más información

El autobús turístico deberá ser descapotable, con techo plegable, mientras que el tren seguirá el modelo de los antiguos trenes de vapor, con m´uina y vagones articulados. En ambos casos se deberá instalar un servicio de megafonía y audición individual, que ofrezca información cultural, patrimonial y natural de Burgos en 8 idiomas, y con una versión infantil en 4.

El contrato exige también un billete único de 6 euros, y de 4 para jóvenes, mayores y grupos, que ofrezca el servicio combinado. El tren turístico cubrirá el centro histórico, con subida al Castillo, mientras que el autobús deberá conectar el centro con la Cartuja de Miraflores y el Monasterio de las Huelgas Reales. El primero saldrá de Asunción de Nuestra Señora, mientras que el segundo lo hará de la Plaza Mío Cid, donde además se hará el trasbordo de viajeros.

Dos temporadas a partir de marzo de 2019

En la temporada estival, del 16 de marzo al 15 de octubre, estarán operativos los cuatro vehículos, y el tren turístico contará con servicio diurno y nocturno. Mientras, en la temporada de invierno solo se contará con el tren turístico. Un tren que, además, debe estar al servicio del Ayuntamiento para programas educativos como la Ciudad abre sus puertas, ha apuntado Carolina Blasco.

El contrato saldrá por un canon de 76.000 euros, a pagar al Ayuntamiento durante los cinco primeros años, pues a partir del sexto el servicio debería ser autosuficiente. La inversión inicial que se exige es de 720.000 euros y se pretende que el adjudicatario pueda empezar a prestar servicio con la temporada estival de 2019, es decir, a partir del próximo mes de marzo.

 

Fotos

Vídeos