El 155 y el 13, números recurrentes en la Lotería de Navidad

Las colas son habituales en las administraciones de lotería/PCR
Las colas son habituales en las administraciones de lotería / PCR

Loterías ha consignado para Burgos 46,5 millones de euros pues se esperan ventas superiores a los 42 millones del pasado año

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Los loteros son optimistas y, ante el buen ritmo de ventas y reservas, esperan cerrar la Lotería de Navidad al alza. Ángel Álvarez, el delegado de Loterías y Apuestas del Estado en Burgos, afirma que ahora mismo ya se ha vendido más que en 2016 por estas fechas, «lo que es una buena señal» y confirma los pronósticos de Loterías. Y es que para la edición de 2017 se han consignado 46,5 millones de euros para la provincia de Burgos.

«Es impresionante», reconoce Álvarez, pues el pasado año los burgaleses se gastaron 42 millones de euros en el sorteo de Navidad. Salimos a una media de 115 euros por habitante, muy por encima de otras provincias incluso con mayor población. El delegado pone como ejemplo a la vecina Álava, que cuenta con 30.000 habitantes más que Burgos pero que en la Lotería de Navidad de 2016 solo vendió 15 millones de euros. Y esa tónica se mantiene a lo largo de todo el año, pues el gasto medio de la provincia en lotería ronda los 80 millones, frente a los 30 de Álava.

De ahí que Burgos sea una de las provincias que lidere el ranking, junto con Soria o Lérida, si bien estas venden mucha lotería fuera del territorio, por eso de que han sido agraciadas en numerosas ocasiones y muchos españoles quieren tener un numerito de esas provincias, por si tiene que tocar que les toque. En Burgos, muchas ventas se hacen en estancos, librerías y establecimientos de hostelería, porque «la gente compra con los ojos», apunta Álvarez.

Números de la suerte

Como es habitual, cuando vamos a comprar un décimo nos dejamos llevar por las supersticiones o los números de la suerte. Habituales son fechas de nacimiento de hijos y nietos, bodas, divorcios y demás celebraciones familiares. Sin embargo, cada año hay una serie de números que triunfan, por buenos o malos motivos. En esta ocasión, los burgaleses han buscado el 13, pues el gordo del pasado año acabó en 13. Álvarez asegura que los décimos acabados en 13 ni siquiera se han puesto a la venta, pues las reservas se han quedado con ellos, habiada cuenta de que el 13 es de por sí un número recurrente.

Y como los españoles somos de echarnos las cosas a la espalda, el 155 también es una terminación muy deseada. Y en clave provincial, se ha buscado la combinación 7926, que corresponde a los números que conformó el equipo sumplente en un campeonato de futbito en Briviesca. Además, para cosas raras, una familia de Valencia que llegó a Villahoz buscando el 52.550 porque lo habían soñado.

Ángel Álvarez recuerda que todos los números tienen las mismas posibilidades de salir, de eso no tenemos dudas. Sin embargo, nos gusta llamar a la suerte, así que ¿cómo no se iba a pedir un número acabado en 13, en la administración de loterías número 13 de Burgos? Pues eso, suerte a todos, y salud, mucha salud.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos