Las obras de la Plaza Mayor arrancarán tras Navidad

La Plaza Mayor requiere de una intervención urgente para resolver los problemas del clínker/JAQ
La Plaza Mayor requiere de una intervención urgente para resolver los problemas del clínker / JAQ

La Junta de Gobierno ha adjudicado los trabajos a Construcciones Ortega por 2,1 millones de euros

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Las obras de remodelación de la Plaza Mayor, que permitirán acabar con los problemas derivados de las roturas del clínker, arrancarán tras Navidades. La Junta de Gobierno Local ha aprobado la adjudicación de los trabajos a Construcciones Ortega, una de las tres ofertas presentadas, por 2,1 millones de euros. El presupuesto supona una baja del 23,5 por ciento sobre el precio inicial, que rondaba los 2,8 millones de euros.

La portavoz municipal, Carolina Blasco, ha explicado que se ha excluido del proceso a Dragados, pues su oferta entraba en baja temeraria y la empresa no ha podido justificarla. Igualmente, el Ayuntamiento de Burgos ha inadmitido el recurso de reposición interpuesto por la Cámara de Contratistas contra el pliego de condiciones, en el que se exigía a las empresas experiencia en la rehabilitación de bienes histórico-artísticos.

Una vez aprobada la adjudicación, se iniciarán los trámites administrativos, por la vía de urgencia, que permitirán comenzar las obras a la vuelta de Navidades. Blasco calcula que tras Reyes es posible que los burgaleses puedan empezar a ver máquinas trabajando en la zona, si bien los trabajos previos de mediciones comenzarían con anterioridad.

A la Fiscalía

El Equipo de Gobierno no ha tenido en cuenta las críticas vertidas ayer por Imagina, que exigía anular el concurso pues considera que la adjudicación es fruto de un «dedazo». La portavoz considera que la formación ha sobrepasado algunos límites y que «si hay sombra de duda tiene que ir a la Fiscalía, y dejarse de ruedas de prensa».

A su juicio, las declaraciones de Raúl Salinero son «populistas», pues «Imagina un dedazo» cuando todo el procedimiento ha sido tramitado por los técnicos, sin participación alguna de los políticos. Por ese motivo, la Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana la adjudicación, al mismo tiempo que Carolina Blasco ha exigido «prudencia», pues se está poniendo en tela de juicio la labor de los técnicos.

La obra de la Plaza Mayor, con un plazo de ejecución de 15 meses, consistirá en la sustitución del clínker por granito rojo y caliza negra. De este modo se acabarán con los problemas actuales, las acumulaciones de agua y las continuas roturas del pavimento. El proyecto se completará con mejoras en las luminarias y la instalación de nuevos sistemas en el Ayuntamiento y la escultura de Carlos III.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos