La oposición exige depurar responsabilidades por la explosión de la quema de la sardina

La tradicional quema de la sardina congregó a decenas de personas/PCR
La tradicional quema de la sardina congregó a decenas de personas / PCR

PSOE, Imagina y Ciudadanos registran un escrito solicitando la comparecencia urgente de Antón para conocer si el acto contaba con las medidas de protección oportunas

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Quien estuviera presente a última hora de la noche del martes 13 en la plaza Huerto de Rey quizá se llevara un buen susto. Puede que incluso se fuera a casa con alguna quemadura en su ropa. Y es que, la tradicional quema de la sardina, con la que habitualmente se culminan los festejos de Carnaval, tuvo una potente deflagración. Una explosión que, a juicio de los técnicos del parque de Bomberos encargados de redactar el correspondiente informe, se debió a la utilización de gasolina como combustible para acelerar las llamas. Una práctica que, a su juicio, «es a todas luces una manera inadecuada e irresponsable» de avivar las llamas, ya que «genera una situación incontrolada de riesgo que hay que evitar».

Y a la vista de esa reflexión por parte de los proesionales del servicio de extinción de incendios, la oposición municipal ha exigido la asunción de responsabilidades directas. Así, los tres grupos de la oposición (PSOE, Imagina y Ciudadanos) registraron ayer un escrito mediante el que solicitan la convocatoria urgente de un Consejo Ejecutivo del Instituto Municipal de Cultura y Turismo (IMCyT) para que el concejal de Festejos, José Antonio Antón, dé explicaciones.

No en vano, a juicio de la opsición, la quema de la sardina es un acto organizado directamente por el Ayuntamiento, aunque su gestión dependa de terceros, y debería haber contado con un Plan de Autoprotección específico. Un plan que los tres grupos de la oposición no tienen constancia de que exista a pesar del «evidente» peligro que presenta una actividad con esta.

Así pues, y a la espera de que el PP convoque de urgencia dicha reunión y se escuchen las explicaciones de Antón, desde la oposición se insiste en que han de depurarse responsabilidades. «En el caso que dicho acto no contara con un Plan de Autoprotección o la preceptiva autorización del Ayuntamiento», se exigirá la dimisión de la presidenta del IMCyT, Lorena de la Fuente, y del propio Antón.

Desvío de responsabilidades

Sea como fuere, la respuesta del Equipo de Gobierno no se ha hecho esperar. Apenas unas horas después de que el escrito fuera registrado, el PP remitió un comunicado de prensa en el que aseguraba que en las próximas jornadas se celebrará la reunión extraordinaria del Consejo del IMC. Eso sí, en dicho comunicado, el Equipo de Gobierno insiste en que el Ayuntamiento no es el responsable de la quema de la sardina, un acto «que fue organizado, como todos los años, por la asociación Burgos Centro y Cía», a cuyos representantes también se convocará para aportar explicaciones.

 

Fotos

Vídeos