Pablo Molina Conde, elegido Obispillo 2017

El Obispillo es una de las tradiciones más emblemáticas de la Navidad burgalesa/IAC
El Obispillo es una de las tradiciones más emblemáticas de la Navidad burgalesa / IAC

El pequeño de la Escolanía Pueri Cantores de la catedral de Burgos recorrerá las calles de la ciudad el día 28 vestido de obispo y a lomos de una mula blanca

M.L. MARTÍNEZ/ICALBurgos

El niño de 10 años Pablo Molina Conde, miembro de la Escolanía Pueri Cantores de la catedral de Burgos y alumno del colegio público ‘Alejandro Rodríguez de Valcárcel’, ha sido elegido hoy en el Teatro Principal de Burgos ‘Obispillo 2017’. El pequeño de la Escolanía Pueri Cantores de la catedral de Burgos recorrerá las calles de la ciudad el próximo 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, vestido de obispo y a lomos de una mula blanca.

Pablo estará acompañado de una corte compuesta por el vicario, representado en el pequeño Hugo de Diego Martínez, y los secretarios David Vicario Herce, Yosef Díez Martín y Daniel Alonso Carretero, según confirmó a la agencia Ical el director de la Escolanía Amador Pérez Arnáiz.

El ‘Obispillo’ es un cargo que supone poder ser el representante de todos los niños de la ciudad el próximo día 28. Se trata de una conocida figura, tradicional en los festejos navideños de la capital burgalesa desde hace décadas, y cuyos orígenes se remontan al siglo XV, cuando el Cabildo Metropolitano de la Catedral permitió este día que un niño se vistiera de obispo. Así, cada año se viste a uno de los niños de la Escolanía de los Pueri Cantores que haya recibido la Primera Comunión ese mismo año.

Sin embargo, esta tradición se vio truncada durante un largo periodo de tiempo con la desaparición de la Escolanía de la Catedral y no se retomó hasta el año 1996 gracias al esfuerzo del Cabildo. Precisamente, este año, el padrino del tradicional acto ha sido quien en 1996 presidía el Cabildo de la seo burgalesa, Ramón del Hoyo.

Concierto de Navidad

Por otro lado, la Sala Salvador Vega de la Capilla de Música de las Bernardas acogerá el próximo jueves, 21 de diciembre, el Concierto de Navidad de la Escolanía Pueri Cantores de la Catedral de Burgos. Será bajo la dirección de Amador Pérez Arnáiz y Nerea Esperanza Cuadrado Hernández y con el acompañamiento al órgano de Felipe García Gómez. De esta forma, se ofrecerá al público un concierto extraordinario de Navidad a las 20.30 horas con un cuidado repertorio de piezas musicales navideñas de diferentes estilos y épocas.

La actual Escolanía Pueri Cantores de la Catedral de Burgos retomó en 1996 su andadura que comenzó en el siglo XV con los niños y mozos de coro de la catedral de Burgos y que pervivió hasta los años 60 del pasado siglo. Fue Luis María Corbí Echevarrieta quien en 1996 puso en pie de nuevo la escolanía tras haber estado olvidada durante 36 años.

Comenzó esta nueva etapa con su participación en la liturgia dominical de la Catedral (actualmente canta el primer y tercer domingo de cada mes) y, poco a poco, se ha ido introduciendo en los actos más representativos de la ciudad (fiesta del Obispillo, Domingo de Ramos, Semana Santa o procesión del Corpus).

A lo largo de estos años, el nombre de Burgos ha sonado en casi todas las comunidades de España y en otros países, principalmente, de Europa, gracias a la Escolanía. El 24 de abril de 2015, la Escolanía Pueri Cantores de la Catedral de Burgos tuvo el honor de cantar una misa en la Basílica de San Pedro del Vaticano. En la actualidad, está formada por 24 niños que cursan estudios de Primaria y Secundaria en diversos colegios e institutos de la capital burgalesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos