Los padres de Gabriel quieren incorporar las actuaciones de Burgos a su causa

Patricia Ramirez y Ángel Cruz, padres de Gabriel Cruz/Carlos Barba
Patricia Ramirez y Ángel Cruz, padres de Gabriel Cruz / Carlos Barba

Los hechos ocurridos en el pasado en Burgos podrían incorporarse al juicio pendiente que pesa sobre Ana Julia Quezada

EFEAlmería

Los padres de Gabriel Cruz han anunciado este pasado miércoles que solicitarán que se incorpore la deducción de testimonio de actuaciones que se llevaron a cabo en Burgos en relación con la muerte de la hija de Ana Julia Quezada, expareja del progenitor y presunta asesina del niño de 8 años.

Así lo han trasladado en una comparecencia ante los medios en la que Patricia Ramírez, madre del menor, ha explicado que estaba previsto solicitarlo durante la audiencia previa a la apertura de vista oral en el Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, suspendida a petición de la defensa de Quezada.

Ha afirmado que esta petición se hará «formalmente para que de alguna manera se incorpore» a su caso esa «historia de Burgos», aunque hayan «pasado muchos años», porque están convencidos de que «tiene mucho que ver» con la muerte de su hijo.

«Lo que sí sabemos es que hay un historial en Burgos, que esté prescrito o no, pasó hace muchos años, pero que esté incorporado al nuestro es lo que pedimos. Como padres, a todo lo que nos podamos agarrar de manera legal para que no pueda hacer daño, siempre en base a la legalidad y al buen proceder, lo vamos a hacer«, ha insistido.

Así, Ramírez, ha sostenido que si no hubiese sido por el asesinato de Gabriel «no se hubiese parado la bruja y podría hacerle mucho daño a mucha gente más».

Ángel Cruz, el padre, ha mantenido que Quezada le ha quitado lo que «más quería del mundo» y que lo que ahora diga no le vale de «nada». «Si lo hizo por amor, no tiene nombre lo que hizo. Y si lo hizo por interés económico y el siguiente en la lista era yo, imaginad. Ahora todo lo que dice es para que su condena sea la mínima posible, para justificarse», ha apostillado.

Asimismo, los padres han solicitado a los medios que se dejen a un lado «una serie de debates innecesarios en este momento» para que la sentencia que condene a la autora confesa de la muerte sea «incuestionable, inquebrantable e irrefutable».

«No puede ser que seamos nosotros los que tiremos tierra sobe nuestro propio tejado, hay que hacer justicia a Gabriel y que esa mujer no haga daño a nadie más», ha apuntado Patricia.

Más información

La madre también ha añadido que para que exista perdón tiene que haber «arrepentimiento real» y que no ha visto en Quezada una «sola pizca de arrepentimiento», porque «no es capaz de arrepentirse, no tiene esos sentimientos». «Si los tuviese, no habría hecho la atrocidad que eso ese día, ni posteriormente cuando podía haberlo arreglado, ni ahora», ha concluido.