No pasan los años por el amor al libro

Hay libros y ejemplares tan curiosos como una revista impresa en tela/IAC
Hay libros y ejemplares tan curiosos como una revista impresa en tela / IAC

El Monasterio de San Juan acoge este fin de semana la XVI edición del Salón del Libro Antiguo, con miles de ejemplares y actividades complementarias

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

El libro soporta muy bien años. Sólo hay que pasarse por el Salón del Libro Antiguo Ciudad de Burgos para disfrutar de ejemplares nacidos hace muchos años y en los que sólo el tono amarillento de sus páginas evidencian su edad. Desde hoy, y hasta el domingo, se pueden ver, tocar y comprar libros de todo tipo en el Monasterio de San Juan, de un total de siete expositores llegados de Barcelona, Santander, León, Valencia y Burgos.

Cerca de 5.000 personas podrían pasarse este fin de semana por el Salón del Libro Antiguo si se repite la cifra de asistentes del año pasado, según ha explicado esta mañana Álvaro Manso, presidente de la Asociación Provincial de Libreros de Burgos. No en vano, el año pasado se volvió a la senda del crecimiento, después de varios años de caída en la asistencia de público.

Manso ha destacado lo especializado Salón, que permite no sólo que los burgaleses se interesen por ejemplares antiguos, sino que nos visiten amantes de estos libros de provincias próximas. Y es que Burgos puede presumir de contar con tres citas de libros diferentes, contando con la Feria del libro y el Salón Infantil y Juvenil.

En cuanto algunos de los ejemplares más curiosos que se pueden disfrutar en el Salón del Libro Antiguo como una revista impresa en tela, obras sobre el Cid o imágenes muy antiguas de la ciudad.

Más allá de la muestra

Paralelamente, el Salón del Libro Antiguo está complementado con actividades como la conferencia que tendrá lugar esta tarde en el Monasterio de San Juan a las 20:00 horas. Mauricio Herrero, profesor de la Universidad de Valladolid, ha titulado su ponencia ‘Cuando el libro es inútil. Fragmentos manuscritos, manuscritos fragmentados’. Además, el viernes, también a las 20:00 horas, en el Monasterio de San Juan, el grupo vocal CODA interpretará canto gregoriano en la Sala Capitular.

Asimismo, el sábado, a las 19:30 horas, en el mismo lugar del Salón se realizará un taller de caligrafía creativa destinado a los niños de 6 a 12 años. Y el domingo, a las 12:30 horas, el taller estará dedicado a la encuadernación. Todas estas actividades son abiertas y gratuitas.

No sólo las historias que cuentan, sino su antigüedad, dan valor a estos libros
No sólo las historias que cuentan, sino su antigüedad, dan valor a estos libros / IAC

Sin relevo generacional

Por otro lado, Manso ha comentado la difícil situación por la que atraviesan algunos de estos anticuarios del libro. La falta de relevo generacional a profesionales que llevan más de 25 años trabajando en la búsqueda de ejemplares antiguos hace que algunos de estos negocios corran peligro.

Por suerte, en algunos casos, el relevo se encuentra en los hijos de los libreros, que han aprendido el amor por los libros con decenas y decenas de años. También existe peligro para este oficio en Internet, con las tiendas online que venden estos ejemplares, en los que principalmente su valor reside en el tacto, ha explicado Manso, sorprendiéndose de quienes compran un libro de este tipo sin haberlo tenido antes en las manos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos