Los pensionistas se echan a la calle para exigir el «blindaje» del sistema público y pensiones dignas

La manifestación ha recorrido las calles del centro de la ciudad/Andrea Ibáñez
La manifestación ha recorrido las calles del centro de la ciudad / Andrea Ibáñez

Burgos se ha sumado a las movilizaciones nacionales con las que la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones cierra un año «ejemplar»

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

«Se han reído de nosotros», «nos están engañando con promesas vanas». Los pensionistas de Burgos están muy molestos con los políticos, incluidos los que forman el Gobierno de Pedro Sánchez. Afirman que se han lanzado promesas electorales, se ha hablado de subida de las pensiones pero «no se ha firmado nada». «Han disfrazado los cambios» y lo único que sí han garantizado han sido 7.000 millones de euros en gasto militar.

La Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones en Burgos se ha sumado a las movilizaciones estatales en esta jornada del sábado, las últimas en un año «ejemplar». Han criticado duramente a los políticos, y a los agentes económicos; también al actual Gobierno, pues aseguran que «mucha gente se ha creído» sus promesas, pero estas todavía no se han plasmado por escirto, y «las cosas no se consiguen solo con palabras».

Por ese motivo, al margen del anuncio del Ejecutivo de una subida del 1,6% para las pensiones en 2016, la coordinadora exige el blindaje del sistema público de pensiones para garantizarlo frente a vaivenes políticos. Las subidas no pueden ser puntuales, deben consolidarse, para que los pensionistas (un colectivo que va más allá de los jubilados) dispongan de los recursos suficientes para llevar una vida digna.

Asunción Miguel, una de las portavoces de la coordinadora, ha recordado que en 2019 se prevé una nueva reforma del sistema, que hará mucho más difícil la jubilación y traerá bajo el brazo un nuevo «hachazo» para los pensionistas. Por ese motivo, las movilizaciones continuarán durante el próximo año. «Volveremos con más fuerza para que políticos, agentes económicos y la justicia, que carecen de dignidad y vergüenza, no nos sigan arrebatando las pensiones públicas».

Están hartos de campañas engañosas, de falsas promesas y del interés político por destruir el sistema público en favor de un sistema privado, que dejaría desamparados a los pensionistas, no de ahora, sino de las próximas generaciones.

 

Fotos

Vídeos