El Plantío acoge al Burgos CF entre obras, suciedad y vistas gratis

Algunos espectadores han disfrutado del partido, cómodamente sentados, en los exteriores del campo/AIA
Algunos espectadores han disfrutado del partido, cómodamente sentados, en los exteriores del campo / AIA

El estreno del Burgos en casa ha dejado mal sabor de boca entre los aficionados por un estadio en deficientes condiciones (y no solo por las obras)

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Con mucha expectación acudían los aficionados del Burgos CF al encuentro que les enfrentaba con el Unión Adarve. A la expectación propia del primer partido de la temporada en casa, pues los blanquinegros se estrenaron el pasado domingo en El Toralín, se le sumaba la generada por el proyecto de remodelación de El Plantío. Y el estadio municipal no ha defraudado: obras, suciedad y asientos de Lateral gratuitos.

El Ayuntamiento de Burgos se había comprometido a tener preparada la grada del Fondo Sur para dar cabida a los aficionados, y lo ha cumplido en parte. Como la cubierta no está instalada en su totalidad, el extremo más próximo a la Avenida del Arlanzón ha estado inhabilitado, controlado por agentes de seguridad y miembros de Protección Civil.

Así, los espectadores reubicados de la Grada Norte, y los habituales de la Sur, han compartido un espacio más limitado, aunque sin estrecheces. Y es que algunos se han pasado incluso a Tribuna, donde el Burgos CF ha reubicado a los socios del Lateral. Los unos y los otros, en eso no ha habido distinción, han vuelto a sufrir la perenne suciedad de los asientos, en algunos casos cubiertos de excrementos de palomas.

Mucha suciedad se han encontrado también en algunos aseos y, por doquier, obras. Vallas, zanjas, estructuras a medio construir... es lo que tiene jugar en un estadio que está en pleno proceso de remodelación. Y que no tiene pared lateral, lo que ha generado más de una situación incómoda, como que un balón se haya salido del campo... y del estadio, llegando a la zanja lateral.

O como que algunos espectadores (bastantes al cumplir la segunda parte) han podido disfrutar del partido sin pagar la correspondiente entrada, pues la orilla del Arlanzón ha estado llena de gente, lo mismo que el puente que lo cruza justo enfrente del estadio. Una problemática que tendrán que solventar de cara a próximos encuentros mientras no se construya la pared lateral del remodelado Plantío.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos