Plena Inclusión reclama que se legisle en favor del derecho al acceso a la cultura

Miembros de Aspanias y la Asociación Las Calzadas han leído un manifiesto/Rodrigo González Ortega
Miembros de Aspanias y la Asociación Las Calzadas han leído un manifiesto / Rodrigo González Ortega

Colectivos de personas con discapacidad intelectual se preguntan '¿Por qué tú puedes leer y yo no?', en una campaña para reclamar más libros de lectura fácil

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

En la antesala del Día del Libro, Plena Inclusión demanda que se editen más libros de lectura fácil dirigidos a personas con discapacidad intelectual, migrantes, sordas o mayores. El colectivo ha querido leer un manifiesto en defensa de un acceso a la cultura en condiciones de igualdad. Este manifiesto se ha podido escuchar en cerca de 40 bibliotecas de toda la comunidad, donde se ha celebrado este acto de reivindicación y sensibilización denominado '¿Por qué tú puedes leer y yo no?'.

Con este clarificador título, las personas con discapacidad intelectual reclaman que exista una normativa que obligue a las editoriales y a las administraciones a proporcionar libros de lectura fácil. Las características de estas lecturas consideradas fáciles son un mayor tamaño de letra, un vocabulario más sencillo y una menor extensión.

En lo que al Ayuntamiento corresponde, aunque el catálogo no es muy amplio, la concejala de Cultura, Lorena de la Fuente, se ha comprometido con ellos ampliar los fondos, con una partida especial dentro de la dedicada a la adquisición de libros, según ha comentado Antonio Tajadura, presidente de Aspanias.

En esta misma línea se ha pronunciado la teniente de alcalde Ana Bernabé, que ha estado presente en el acto celebrado esta mañana en la entrada de la Biblioteca Pública de la Plaza de San Juan. «El Ayuntamiento seguirá haciendo un esfuerzo por incrementar el número de libros necesarios para dar cobertura a las personas que los necesitan», ha defendido.

Y para que las administraciones puedan proporcionar estos ejemplares en las instalaciones municipales es necesario que las editoriales también apuesten por dar cabida a libros de lectura fácil entre su oferta. Lo ideal sería que existiese una doble versión de cada título, aunque no rentable, ya que requiere de una versión completamente renovada de la obra original.

Así las cosas, este Día del Libro, que se celebrará el próximo 23 de abril, tiene un tinte reivindicativo que tiene un beneficio directo en la sociedad. Y es que todas las personas deben de tener acceso a la cultura por igual.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos