El Premio AXA de Pintura Catedral de Burgos pone un artista en cada esquina de la ciudad

En el centro se respira arte/PCR
En el centro se respira arte / PCR

Casi trescientos pintores participan en la veintitrés edición del concurso internacional, que también cuenta con sección infantil

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La clave es pintar con el corazón, escoger aquel rincón de la ciudad, aquella visión de la Catedral de Burgos que más emocione, y pintarlo con sinceridad. El Paseo del Espolón, el Paseo de la Audiencia, la calle Fernán González, la Plaza Mayor, la Plaza del Rey San Fernando... El Premio AXA de Pintura Catedral de Burgos ha puesto un pintor en cada esquina de nuestra ciudad, en esta jornada soledada y calurosa del mes de julio (aderezada con tormentas).

Hablar de la meteorología parece un tópico, sin embargo, el tiempo es una pieza fundamental en un concurso de pintura como el que organiza la Fundación AXA por vigésimo tercera vez. Y es que la edición del año pasado estuvo marcada por la amenaza de lluvia y el frío, y eso se dejó notar en la creaciones. Así que las obras que los artistas presenten en esta ocasión seguro que estar impregnadas de la luminosidad y la calidez de este último sábado de las Fiestas de San Pedro y San Pablo, aunque haya caído alguna tormenta que otra.

La Catedral es la gran protagonista pero cada vez hay más rincones de Burgos que copan las obras a concurso

Se trata de reflejar un rincón de la ciudad, que no tiene que ser necesariamente la Catedral de Burgos. El pintor y escultor Carlos Cermeño, presidente del jurado, recuerda que desde hace seis años se ha ampliado el objeto de atención a los entornos de la Seo burgalesa. Y ahora son cada vez más los artistas que optan por plasmar en sus obras diferentes vistas de la ciudad, pues la Catedral «está ya muy pintada».

Al menos así lo entiende José Luis Toribio, uno de los pintores que se ha instalado en el Paseo de la Audiencia y cuya obra refleja, precisamente, ese paseo. La decisión la ha tomado a primera hora de la mañana, le ha gustado la luz, con «un contraste muy bonito», y allí se ha puesto a trabajar. Y son muchos los burgaleses que se paran a contemplar su técnica, al suya y la del resto de compañeros, pues son más de 240 los artistas que se han inscrito en la vigésimo tercera edición.

José Luis Toribio, uno de los artistas
José Luis Toribio, uno de los artistas / PCR

Algunos son españoles, como Toribio, que viene de Madrid. Sin embargo, el Premio AXA de Pintura es un referente internacional y también se cuenta con artistas de otros países, sobre todo franceses. Es el caso de la pintora Fabienne, que ha llegado desde Poitiers, y que se ha instalado en el Paseo del Espolón, enamorada de la luminosidad y la profundidad que le ofrecía el entorno.

Fabienne ha asegurado que pinta con el corazón; busca aquel paisaje que le guste, le emocione, y no que contenga un monumento o una perspectiva típica del mismo. De este modo, las obras del Premio AXA cada vez incluyen más rincones preciosos de la ciudad, aunque la Catedral continúa siendo la gran protagonista, pues su belleza es innegable.

Calidad y originalidad

Lo que busca el jurado del Premio AXA es calidad, siendo conscientes de que los artistas solo disponen de unas horas (desde las 8:00 hasta las 18:00) para realizar sus obras. También originalidad, y se valora la técnica utilizada, siendo la más habitual el óleo sobre lienzo, aunque también destacan la acuarela o nuevas técnicas como el collage.

Fabienne ha venido de Francia para pintar Burgos
Fabienne ha venido de Francia para pintar Burgos / PCR

Manuel Castillero, el ganador de la edición 2017, insiste en que «no hay una visión única» de la Catedral, ni de ningún otro paisaje; lo que marca la diferencia es «pintar con sinceridad, desde el corazón».

Junto a los más de 200 artistas profesionales se encuentran los niños, con un concurso especial dividido en tre categorías y que todos los años tiene un gran éxito entre las familias de Burgos. En esta ocasión, el número de participantes se acerca al centenar.

Proyecto de mecenazgo

El Premio AXA de Pintura Catedral de Burgos esconde un proyecto de mecenazgo. De entre las obras presentadas, el jurado escogerá 40, que se expondrán en una muestra en septiembre en Cultural Cordón. Y una parte del dinero que se recaude de su venta irá destinado a la restauración de la Catedral, pues la Fundación AXA es una de las mecenas de la Seo burgalesa.

Jean-Paul Rignault, presidente de la Fundación AXA, ha asegurado que seguirá colaborando con la Catedral, incluso ahora que su restauración está prácticamente finalizada. También lo harán con la conmemoración del VIII Centenario de la colocación de la primera piedra, que se celebrará en 2021, pues «cuando AXA se compromete lo hace a medio y largo plazo».

Además, se escogerán tres obras para el Primer, Segundo y Tercer premios, dotados con 6.500, 2.500 y 1.500 euros, respectivamente. Igualmente, se entregarán seis accésits de 500 euros y dos menciones de honor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos