Prisiones retrasa las jornadas de huelga con la esperanza de que el Gobierno desbloquee la negociación

Concentracion frente a la Subdelegación del Gobierno en Burgos/AIA
Concentracion frente a la Subdelegación del Gobierno en Burgos / AIA

De los seis días de huelga convocados se han celebrado dos | Los cuatro restantes serán del 17 al 20 de noviembre

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Los funcionarios de prisiones de la ciudad siguen «reivindicando mejoras y protestando por el deterioro del empleo público penitenciario». Las dos jornadas de huelga de los pasados días 26 y 28 de octubre no han sido suficientes para conseguir sus propósitos. Por ello, este martes se ha llevado a cabo una nueva concentración de dos horas con representación de todos los sindicatos penitenciarios, esta vez alejada del centro de trabajo de los funcionarios. Decenas de ellos se han reunido esta mañana frente a la Subdelegación del Gobierno -en Burgos y lo harán en otra provincias también- para seguir reclamando un cambio. La cosa no queda aquí, porque las cuatro jornadas de huelga convocadas no se han cancelado, sino que han sido retrasadas hasta los días 17, 18, 19 y 20 de noviembre con la intención de «dar un margen al Gobierno para que se siente y desbloquee la negociación».

La apuesta por un nuevo modelo de seguridad privada en los centros penitenciarios y la inversión de 165 millones en ella, es uno de los puntos que más disgusta a estos trabajadores públicos. «Se está colocando a vigilantes privados en el acceso al centro penitenciario cuando allí no ocurre nada, no hay agresiones ni incidentes. Sin embargo tenemos que custodiar a más de 100 internos con un solo efectivo. No es lógico», ha explicado Fernández.

Por otro lado, también exigen «que se ponga sobre la mesa una propuesta de reclasificación de centros en la que se adecúe el marco retributivo cuantificada en 122 millones de euros a tres años para los 25.000 trabajadores», ha continuado.

También llevan tiempo denunciando con insistencia la falta de personal, «existen, aproximadamente, 3.500 vacantes presupuestadas sin cubrir, además con el recorte del 63% en el presupuesto falta cualificación, médicos y psiquiatras que está haciendo que se produzca un incremento de las agresiones», ha explicado Silvia Fernández, secretaria general de Comisiones Obreras (CCOO). Un problema con el que lidian a diario, ya que cuentan al menos una agresión al día en España. Debido a esto, se exige un plan de prevención. Las diferencias salariales que provocan una brecha de hasta 700 euros entre comunidades autónomas es otra de las quejas que se suman a una larga lista.

Por último, en Castilla y Léon se suma el envejecimiento y pérdida de empleo público, «lo que en cuatro años nos podría llevar al colapso», ha concluido Fernández.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos