Protección Civil contará con 650 metros cuadrados para proteger a los burgaleses

Lacalle ha firmado esta mañana el decreto de cesión de espacios/PCR
Lacalle ha firmado esta mañana el decreto de cesión de espacios / PCR

La agrupación local amplía su sede en el antiguo laboratorio municipal gracias a una nueva cesión del Ayuntamiento

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Burgos ocupará la primera planta del antiguo laboratorio municipal, ampliando un 70 por ciento sus actuales instalaciones, ubicadas en la zona de Comuneros. El Ayuntamiento de Burgos ha cedido 250 metros cuadrados para que la sede de Protección Civil crezca hasta los 650 metros cuadrados, a fin de mejorar las condiciones en las que realizan su trabajo preventivo y de protección de los burgaleses.

La cesión de espacio permitirá liberar el garaje, donde están concentrados la mayor parte de los servicios actuales, así como ampliar las zonas de descanso, las salas de reuniones y los despachos. También contar con una zona de formación propia, pues hasta ahora los cursos se tenían que impartir en dependencias de Policía Local y Bomberos, ha explicado el alcalde, Javier Lacalle.

La ampliación permitirá a la agrupación de voluntarios contar con «un lugar más óptimo para desarrollar el trabajo», ha apuntado Carlos Sainz de Lomas, jefe de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil. Un trabajo «muy importante», ha destacado Lacalle, que se resume en 332 servicios preventivos en 2017, con presencia constante en las grandes concentraciones ciudadanas y en el Camino de Santiago. También ha colaborado en actuaciones urgentes en la provincia, sobre todo vinculadas con la desaparición de personas, y en protocolos frente a nevadas.

Casi un centenar de voluntarios

«No llegamos a todas las solicitudes pero siempre estamos dispuestos a colaborar», ha afirmado Sainz de Lomas. Para ello cuentan con siete vehículos (tres todoterreno, una furgoneta y tres quads), que se incrementarán con la compra de una nueva furgoneta. La agrupación está compuesta actualmente de 83 voluntarios pero, este año, se realizará un nuevo proceso de formación, para incoporar entre 25 y 30 personas.

Lacalle ha insistido en que los voluntarios no son profesionales pero «hacen una labor extraordinaria para mejorar la calidad de vida y proteger» a los burgaleses, así que el Ayuntamiento está siempre dispuesto a ayudarles. Por ese motivo, cuando se planteó la cesión de la primera planta del antiguo laboratorio, entre todas las peticiones, se optó por la agrupación de voluntarios. La iniciativa se completará con mejoras en la parte baja, que presenta filtraciones y humedades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos