¡A la rica cecina!

Cientos de vecinos salen a la calle a degustar el plato tradicional del barrio de San Pedro de la Fuente

La Peña Alegría de San Pedro y la Sociedad Cultural Recreativa San Pedro de la Fuente han repartido esta mañana más de 60 kilos de cecina, chorizo y morcilla./CC
La Peña Alegría de San Pedro y la Sociedad Cultural Recreativa San Pedro de la Fuente han repartido esta mañana más de 60 kilos de cecina, chorizo y morcilla. / CC
César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

Burgos es tierra de morcilla y de cecina. Quizá este alimento no sea tan conocido en el mundo como el primero, pero también tiene su público, especialmente en San Pedro de la Fuente y Fuentecillas, donde es considerado plato tradicional y su degustación es una celebración más de las fiestas del barrio, ya sea en bares o en el reparto público que se ha desarrollado esta mañana con motivo de la festividad de la Cátedra de San Pedro en Antioquía

Como manda la tradición, la Peña Alegría de San Pedro y la Sociedad Cultural San Pedro de la Fuente han entregado gratuitamente -el más solidario ha contribuido con las fiestas echando al bote- cerca de 60 kilos de cecina, chorizo y morcilla que los burgaleses han dado cuenta en apenas una hora. El reparto comenzaba en torno a las 13:15 horas, pero no eran pocos los vecinos que hacían cola antes de la apertura de la carpa.

Burgaleses de todos los barrios

Para muchos, acudir a comer cecina a San Pedro de la Fuente y Fuentecillas el 22 de febrero es un ritual que se repite cada año salvo que un problema fuerza mayor lo impida. Lo tienen marcado en rojo en su calendario, como si fuera fiesta de guardar. Y no solo lo dicen residentes del barrio. Ana, Lili y María Jesús viven en el centro y en El Crucero, pero van «siempre que pueden al reparto siempre que pueden» y han explicado que la cecina «está muy rica». Por su parte, Ana, de Gamonal, ha indicado que le gusta el ambiente que se crea en esta fiesta.

Además, en esta ocasión, hasta el tiempo ha acompañado, lo que ha facilitado que los asistentes se hayan quedado degustando el pincho junto a la carpa, en los bancos de la plaza, escuchando a la charanga o viendo las danzas regionales. «Qué bueno hace. Me acuerdo que hace quince años nevaba», ha explicado un vecino mientras 'meneaba el bigote' y hablaba con sus amigos. Hasta el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, ha bromeado con este asunto. «Hace un día tan, tan bueno que parece el San Pedro de junio», ha declarado.

Lacalle: «Es lo que marca la ley»

El alcalde de Burgos ha explicado esta mañana que el cambio de bases de las subvenciones para que la responsabilidad de las fiestas de los barrios recaiga en los organizadores se aprobó para regularizar situaciones que eran «alegales o ilegales» y adaptar estas actividades a la normativa estatal.

«Esto no es una decisión política, es jurídica. No puede aparecer como organizador quien no lo organiza», ha añadido Lacalle, quien ha asegurado que tiene que «cumplir la ley» y tratar «de ayudar con todo lo se pueda» a los barrios.

De hecho, al regidor le preocupa más la falta de relevo en citas tradicionales y que «son parte y esencia de la ciudad». «Van cambiando los gustos. Antes se implicaban más en grupos folclóricos y ahora vamos hacía el individualismo. Entre todos tenemos que incentivar a los más jóvenes», ha concluido.

Pero esta fiesta no se puede explicar sin el trabajo de los peñistas e integrantes de la sociedad cultural recreativa, que dedican su tiempo libre a elaborar los pinchos. De hecho, este trabajo arrancó el martes poniendo a remojar el género. El día siguiente empezaron a cocer la cecina, que se adereza con garbanzos, puerros, zanahorias, acelgas, tocino y chorizo. En este caso, cada 'chef' tiene su receta, pero esta gusta a muchos burgaleses, como se ha podido comprobar esta mañana.

Esta labor, que se ha prolongado a primera hora para colocar las mesas en la carpa y para calentar los productos, la han llevado a cabo Angelines, Pili, Sara, Flori, Clara, Aurelia, Conchi y algunos voluntarios más, que han celebrado el día grande de las fiestas de su barrio haciendo posible que el acto más destacado sea, al igual que en años anteriores, un éxito.

Temas

Burgos