A ritmo de dulzainas por las calles de Burgos

Los dulzaineros tomaron las calles de Burgos/CLR
Los dulzaineros tomaron las calles de Burgos / CLR

Más de 100 instrumentistas se han dado cita en Burgos por el Día del Dulzainero que organiza Escuela Municipal de Dulzaina de Burgos y que este año celebra su 32 edición

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

Hoy, por las calles de Burgos se ha escuchado algo más que a la gente hablando. Alrededor de 100 instrumentistas han puesto banda sonora a la ciudad tocando sus dulzainas para celebrar el Día del Dulzainero que organiza la Escuela Municipal de Dulzaina de Burgos. Aunque en esta ocasión, la nieve también se ha colado en la cita.

El objetivo de esta fiesta musical es rendir homenaje a todos los que han tocado y tocan este instrumento, recordando a nuestros mayores que han legado la dulzaina y apoyando a los que hoy siguen sus pasos. Por eso, como explican desde la organización, «este día sirve para ver nuevas generaciones de dulzaineros que toman el testigo y a su forma y dentro de sus posibilidades realizan nuevas melodías y piezas recreando nuevas formas para este instrumento, sin olvidar de las ya célebres piezas».

Esta edición, la número 32, ha reunido a agrupaciones de dulzaineros de la provincia burgalesa, Castilla y León, País Vasco, Cantabria y La Rioja. Una fiesta tradicional que cuenta con el apoyo del Instituto Municipal de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Burgos y la colaboración del Grupo de Dulzaineros de Capiscol y la Asociación Amigos de la Dulzaina.

La Escuela Municipal de Dulzaina fue creada en 1979 con el objetivo de difundir y enseñar a los jóvenes este instrumento de nuestro acervo cultural con el ánimo de que ya nunca más vuelva a caer en el olvido. Su puesta en marcha fue a cargo del dulzainero Teófilo Arroyo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos