Los robots se desafían bajo la mirada del homínido de Atapuerca, y ganan premio

El desafío se completa con una liga de robotsumo/PCR
El desafío se completa con una liga de robotsumo / PCR

El Museo de la Evolución Humana acoge el II Desafío ASTI Robotics, con cerca de 300 participantes de toda España

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La versión moderna del Pinball, tirar unos bolos, seguir un recorrido de tiralíneas, meter la bola en el hoyo, salir indemnes de un laberinto, sortear un obstáculo de péndulos o enfrentarse en una prueba de sumo. El equipo de I+D+i de ASTI ha vuelto a desafiar a los apasionados de la robótica móvil con una decena de pruebas, las que componen la segunda edición del Desafío ASTI Robotics, que se ha celebrado este sábado en el Museo de la Evolución Humana.

Cerca de 300 participantes, divididos en 45 equipos procedentes de Castilla y León, Madrid, Cantabria y Galicia, han presentado sus proyectos de robots, diseñados y contruidos por ellos mismos. Se trata de proyectos «muy interesantes», que muestran un «gran capital humano y tecnológico», que debe ser encauzado adecuadamente para desarrollar todo su pontencial, ha asegurado Verónica Pascual, la CEO de ASTI TEchGroup.

La economía crece en una dirección, marcada por las nuevas tecnologías y el ámbito digital, y «tenemos que hacer todo lo posible para que nuestros jóvenes desarrollen su talento digital», ha insistido la presidenta de la compañía burgalesa afincada en Madrigalejo del Monte. De ahí la apuesta por el Desafío ASTI Robotics, que este año ha aumentado notablemente su participación, con 37 equipos de 4º de ESO, Bachillerato y Formación Profesional y 8 equipos de universitarios y markers.

Además, se ha duplicado la presencia de mujeres en los equipos, y algunas de las participantes en las anteriores ediciones del programa STEM Talent Girl, destinado a potenciar las vocaciones STEM entre las jóvenes, se han sumado este año al desafío con sus propios equipos, ha explicado Roberto Ranz, director de ASTI Talent & Tech Foundation.

Nervios, competición y mucha diversión

El Desafío ASTI Robotics ha arrancado esta mañana con la presentación de los proyectos al jurado y la primera fase de la competición. Cada equipo ha explicado las características de su robot y, lo que es más importante, cómo ha gestionado su concepción, diseño y construcción; cómo ha organizado el trabajo para sacar adelante la idea original.

A continuación, los robots se han enfrentado a las pruebas diseñadas para la ocasión, y en las que los participantes han tenido que demostrar sus habilidades para sobreponerse a los imprevistos. Los nervios son los grandes protagonistas de la jornada, pero también la diversión, y es que no siempre se consigue completar el retro propuesto, pero las risas se las echan igual, y los aplausos también se los llevan.

La cita educativa ha concluido por la tarde con la entrega de premios. En la 1ª Categoría, compuesta por alumnos de 4º de ESO, Bachillerato y FP de Grado Medio, el IES Arquitecto Ventura (Boadilla del Monte, Madrid) se ha llegado el premio al Mejor Centro Educativo. Como Mejor Gestión de Proyecto ha sido reconocido 'Fantoche', del IES Comuneros de Castilla de Burgos. Mientras, el equipo del IES Arquitecto Ventura 'Elixir Team' se ha llevado el premio al Mejor Robot en la Prueba de Sumo. Y, finalmente, 'Comutronix', del Comuneros de Castilla, es Premio al Mejor Rendimiento del Torneo.

En la 2ª Categoría, para alumnos de FP de Grado Superior, universitarios y makers, se ha distinguido al Centro de Enseñanza Gregorio Fernández de Valladolid como Mejor Centro Educativo, y a Cyberboys, de la Escuela Politécnica Superario de Burgos, como Mejor Gestión de Proyecto. Ría de Ribadeo Robótica, de la Universidad de Coruña, se ha llevado del premio al Mejor Robot, y el equipo The Martians, de la Universidad Politécnica de Madrid, el de Mejor Rendimiento de Torneo.

Además, se ha celebrado una liga de robotsumo, con alumnos de altas capacidades, en la que han participado 12 equipos de Primaria y Secundaria. Los vencedores han sido Megazone X, de Burgos.

El Desafío ASTI Robotics cuenta con la colaboración del Museo de la Evolución Humana, la Obra Social 'la Caixa', la multancional GMV y Accenture.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos