Rojo: «Cada vez es más difícil contactar con las mujeres porque se invisibiliza la prostitución»

Consuelo Rojo, responsable del Secretariado contra la Trata/Ricardo Ordóñez/ICAL
Consuelo Rojo, responsable del Secretariado contra la Trata / Ricardo Ordóñez/ICAL

Consuelo Rojo, directora del Secretariado contra la Trata y superiora de las Adoratrices, reflexiona sobre la prostitución y la trata de mujeres

MARILUZ MARTÍNEZ/ICAL y BURGOS CONECTABurgos

El Secretariado contra la Trata, dependiente de la Delegación de Migraciones de la Diócesis de Burgos, se puso en marcha el pasado febrero. Su directora, Consuelo Rojo, considera que es una «apuesta importante» para conseguir «apoyos reales» para las personas víctimas de este delito. Y su opinión es para tenerla en cuenta pues Rojo es, además, la superiora de la comunidad religiosa Adoratrices, que desarrolla desde 1998 el programa Betania de atención a mujeres en contextos de prostitución y situaciones de trata de personas.

-¿Qué balance hace de este casi primer año al frente del Secretariado contra la Trata?

Este organismo diocesano está naciendo y la labor de sensibilización que se viene desarrollando es una apuesta importante para conseguir apoyos reales para las personas víctimas de este delito.

-¿Se pueden dar cifras de las personas que se han atendido hasta la fecha?

Desde el Secretariado no se atiende a víctimas sino que es desde el programa específico de Adoratrices, Betania, que se viene desarrollando desde el año 1998 desde donde se atiende de forma integral a las mujeres en contextos de prostitución y, por ende, a las mujeres que pueden estar sufriendo esta grave violación de Derechos Humanos, este delito como es la trata de personas. Más de 800 mujeres han pasado durante todos estos años. Aunque no todas las mujeres atendidas han sido víctimas. No podemos mezclar las dos realidades, mujeres en contextos prostitución y mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual.

-¿Cuál es el perfil de las mujeres que se atienden?

Las mujeres que atendemos, en general, suelen ser mujeres con responsabilidades familiares, que proceden de familias con muchísimas dificultades sociales, económicas, familiares, de pareja… mujeres que en sus países de origen las oportunidades para ellas y sus familias son muy reducidas: por guerras, hambre, injusticia…

«Las mujeres que atendemos proceden de familias con muchísimos problemas, sociales, económicos, familiares o de pareja»

-¿De qué países proceden fundamentalmente?

En el año 2016, la mujer brasileña fue la más atendida, seguida de la mujer rumana; también encontramos mujeres de República Dominicana, Colombia, Paraguay, Nigeria; un total de 23 nacionalidades fueron las atendidas.

-¿Cuántas de ellas han conseguido salir de la prostitución y rehacer su vida?

A nosotras no nos gusta hablar de cifras porque nunca se sabe adónde pueden llegar las acciones y el acompañamiento que en un momento se puede hacer el impacto que puede tener en la vida de una persona. Es como el labrador, a veces el que siembra no es el que cosecha. Nuestra fundadora, Micaela, hablaba de que con una sola que lograra incorporarse a la sociedad con todos sus derechos estaba más que justificado el tiempo, los recursos, los esfuerzos… todo le parecía poco.

-¿La crisis económica ha llevado a más mujeres a ejercer la prostitución para salir adelante?

Sí, sobre todo mujeres que consiguieron hacer un proceso de salida y de incorporación social y laboral; en muchos casos trabajos precarios y con la crisis han sido las primeras que han caído y nuevamente han tenido que volver a ejercer prostitución. Esto es devastador para las mujeres: volver a una situación que no te es agradable, que no deseas, que no quieres….

«Con la crisis, las mujeres que consiguieron hacer un proceso de salia son las primeras que han caído»

-En 2016 alertó de que estaban apareciendo ‘nuevas formas’ de prostitución en las que se incrementa la clandestinidad de la actividad en estancias particulares…

Sí, la prostitución cada vez está más invisible, se ha producido un desplazamiento a lugares más privados, desde donde los servicios que se ofrecen son más discretos… Internet tiene un papel importante en la publicidad y el reclamo. No podemos olvidar que estamos en una sociedad erotizada donde la sexualidad está sobrevalorada y el papel de la pornografía es importante a la hora de ir solicitando servicios.

-¿Sigue la proliferación de pisos particulares en donde se ejerce la prostitución frente a los locales o clubes?

Sí, lo venimos diciendo ya varios años y cada vez es más alarmante y más difícil de contactar con las mujeres porque se invisibiliza la prostitución.

-¿En qué medida afectan las redes sociales e internet en el comercio del sexo?

No hace mucho salió en prensa cómo a través de redes sociales chicas y chicos jóvenes, mediante perfiles falsos, establecen relaciones, se intercambian fotos y esto puede ser el inicio en el ejercicio de prostitución y, en muchos casos, vinculados a trata.

«Estamos en una sociedad erotizada donde la sexualidad está sobrevalorada»

-¿Qué opinión tiene ante el debate de la legalización o no de la prostitución en nuestro país?

Esto es un debate largo y tendido que en este momento no voy a entrar a valorar porque no es el espacio ni el lugar adecuado, son muchos los argumentos en contra y a favor. En España la prostitución como tal no está prohibida, de hecho las mujeres que lo desean se pueden dar de alta como autónomas en varios epígrafes (masajistas, relaciones públicas…), pero sí que es verdad que la prostitución, en la mayor parte de los casos, la acaban ejerciendo mujeres que son muy vulnerables, de situaciones muy difíciles, de entornos que no favorecen a su crecimiento e integración, mujeres que han sufrido muchísima violencia, mujeres solas responsables tanto de sus progenitores como de sus descendencia, mujeres a las que la vida nos les ha ofrecido otras oportunidades…

-¿Qué mensaje daría a los hombres que recurren a estos servicios? ¿Qué grado de culpabilidad tienen?

No nos gusta hablar de culpabilidad, creemos que es más positivo hablar de responsabilidad y es responsabilidad de todas las personas crear espacios de igualdad y corresponsabilidad, de crear relaciones afectivas que sean satisfactorias para todas las partes y que no sea necesario que haya hombres que tengan que sufrir para el disfrute de otras.

-Y a los políticos, ¿qué les pediría? ¿Pueden hacer algo más por intentar solucionar estas situaciones?

Sí, claro. Siempre se puede hacer algo más, no mucho más. Las políticas se podrían mejorar creando políticas de incorporación al mercado laboral, de la creación de empleos dignos, de políticas sociales que garanticen derechos, que el crecimiento sea de las personas y no de los mercados…

«Toda la ciudadanía puede implicarse en crear una sociedad más igualitaria, más justa»

-¿Cuál es el principal objetivo del Secretariado que se marca para el nuevo año?

El principal objetivo es sensibilizar a la sociedad burgalesa de las duras realidades que viven las mujeres, que son realidades que están cerca, a nuestro alrededor, y que todo el mundo podemos hacer algo, que toda la ciudadanía puede implicarse en crear una sociedad más igualitaria, más justa y donde todas las personas podamos tener oportunidades de mejora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos