La Romería de la Virgen Blanca invoca al verano

La Romeríasube por la ladera del Castillo en busca del verano/IAC
La Romeríasube por la ladera del Castillo en busca del verano / IAC

El tradicional acto que marca el calendario más festivo de la ciudad se celebra este domingo con las raciones de paella como gran reclamo

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Es uno de esos actos que suelen recordarse por marcar un cambio de hábitos. La Romería de la Virgen Blanca es la antesala del Curpillos que, a su vez, sirve de preámbulo de los Sampedros. Además, la tradicional cita que se celebra este domingo, a partir de las 11:45 horas, suele venir acompañada de altas temperaturas en sus últimas ediciones, lo que hace que los asistentes sientan la llegada del verano.

En esta ocasión parece que el sol y el calor no se notarán en exceso y que las nubes y el fresquito a la sombra se dejarán notar. Será sólo cuestión de ir mejor preparados a la cita que partirá de la Iglesia de San Pedro de la Fuente a las 12:00 horas. Autoridades, peñas, reinas, grupos de danzas y todo aquel que quiera sumarse subirán por la ladera del Castillo hasta llegar al parque, donde a las 12:30 horas dará comienzo una misa de campaña en honor de la Virgen Blanca.

Y una vez superado el acto religioso, se dará paso a uno mucho más profano, el del reparto de la paellada que dará de comer a más de 5.000 comensales. Pero antes de ir al plato principal, los asistentes podrán degustar los pinchos que media docena de peñas ofrecerán en diferentes casetas. También se aderezarán los manjares del cerdo con la actuación del Grupo de Danzas María Ángeles Saiz.

Así se llegará, en torno a las 14:30 horas, a ese esperado reparto de la paella que se cocinará en más de una treintena de paelleras para que todos puedan degustar el sabor del verano junto a la Virgen Blanca.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos