De la Rosa: «Nunca olvidaremos lo que pasó aquel día»

Imagen de la manifestación de repulas ante el atentado. /Ricardo Ordóñez / ICAL
Imagen de la manifestación de repulas ante el atentado. / Ricardo Ordóñez / ICAL

El ahora alcalde recuerda que «dentro de lo terrible del atentado, tuvimos suerte» | Insiste en la importancia de «no perder el relato»

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil pilló a la mayor parte de los burgaleses en la cama, incluido al actual alcalde, Daniel de la Rosa, quien reconoce que jamás olvidará lo sucedido aquel día. Y es que, a pesar de que la explosión no le despertó en un primer momento, a la mañana siguiente fue totalmente consciente de la «gravedad» de lo sucedido.

«Nada más levantarnos vimos lo que había pasado. Se respiraba mucha incertidumbre», recuerda. Una incertidumbre que poco a poco se fue despejando. «Dentro de lo terrible del atentado, tuvimos suerte», ya que milagrosamente no hubo fallecidos.

Lo que sí hubo fueron numerosos daños materiales y, sobre todo, decenas de heridos. De hecho, la esposa del propio De la Rosa fue una de las personas que atendió a los heridos durante las horas y jornadas siguientes en la residencia militar de oficiales. «Hubo que atender a mucha gente, tanto física como psicológicamente», recuerda.

Con todo, la peor noticia llegó al día siguiente, cuando ETA asesinaba en Mallorca al guardia civil burgalés Carlos Sáenz de Tejada. Aquel fuue otro «duro golpe», subraya De la Rosa.

Sin embargo, insiste, esos dos atentados fueron los estertores de la banda terrorista, que fue «derrotada por la democracia, la acción policial y la unidad política y social». Por eso, insiste, y por todas las víctimas, es tan importante «no poerder el relato de lo que pasó en este país durante más de cuarenta años». «Los terroristas nunca fueron las víctimas. Eran asesinos de trabajadores, políticos, empresarios, vecinos y fuerzas de seguridad. Es fundamental que las nuevas generaciones no lo olviden».