Rotarios: un club para mejorar Burgos y el mundo

La agrupación burgalesa, que se refundó en 1978, está formada por 22 socios de diversas profesiones y actualmente está presidida por la empresaria Teresa Miguel

Teresa Miguel, presidenta del Rotary Club de Burgos. /GIT
Teresa Miguel, presidenta del Rotary Club de Burgos. / GIT
César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

Los rotarios dicen que les colgaron la etiqueta de 'elitistas' hace muchos años, pero la presidenta de la asociación de Burgos, Teresa Miguel, cree que ese apelativo no es justo. Prefiere que se les reconozca por las labores altruistas que llevan a cabo tanto en la capital del Arlanzón como en otros países para combatir el hambre, mitigar la pobreza, mejorar la salud y la sanidad, promover y fomentar la educación y contribuir al desarrollo de la buena voluntad y la paz en todo el mundo.

El Rotary Club de Burgos, que se creó en 1927 y se refundó en 1978, está compuesto actualmente por 22 socios, que se reúnen en el hotel Palacio de los Blasones cada jueves por la noche. Entre sus integrantes existe un gran variedad de profesiones, pero a todos les une una gran amistad y la intención desinteresada de impulsar eventos con un claro carácter solidario.

En los últimos años han participado en importantes proyectos antipolio y de cooperación internacional en Burkina Faso o en Togo, según explica la dirigente burgalesa. Además, colaboran en otros programas dirigidos desde otros clubes rotarios del mundo. A día de hoy, existen 35.000 agrupaciones de las que forman parte 1.300.000 personas en los cinco continentes.

Siguiendo el lema de la organización, 'Dar de Sí antes de Pensar en Sí', la asociación burgalesa apoya a otras entidades locales, como la Fundación Odontología Solidaria de Burgos o el Comité Ciudadano Anti-Sida, e impulsa proyectos, como el del Centro de Día de Alzheimer. Desde su posición también colaboran con instituciones, toman parte en las Ferias de Participación Ciudadana e intentan detectar los problemas de los burgaleses para ponerles solución.

Premio Servir

Asimismo, la entidad invita a la sociedad burgalesa a participar en citas solidarias con las que se financian las actividades y entrega dos reconocimientos, el 'Premio Servir' a la persona o asociación que reúna los mayores méritos en el campo de la solidaridad y el 'Protagonistas del mañana', que está dirigido a estudiantes. Este año se entregaron en la cena solidaria y los galardonados fueron la Asociación Síndrome de Down Burgos y Luis Martínez Saiz, respectivamente.

Los rotarios fomentan intercambios de jóvenes, bien procedentes del extranjero con destino a la capital del Arlanzón, bien desde las tierras castellanas al otro lado del mundo. Miguel explica que existen tres períodos, uno que dura todo el curso académico, otro que se limita a periodos vacacionales y un tercero que se extiende algún mes. Relacionado con los jóvenes, también patrocinaron recientemente la creación del Club Rotaract, que es una agrupación reservada a personas de 18 a 30 años.

La rueda dentada, que se puede apreciar en la rotonda Rotary International ubicada en la intersección de la avenida de la Paz con las calles Antonio Machado y Belorado, es el símbolo de la institución, que cambia de presidente cada verano. La actual, Teresa Miguel, permanecerá durante un año, hasta el próximo estío. Entonces, cederá el testigo a otro compañero, a otro amigo.

Temas

Burgos
 

Fotos

Vídeos