El Sacyl, condenado a indemnizar a una pareja por la muerte de un bebé en la Unidad de Neonatos del Hospital de Burgos

Hospital Universitario de Burgos. /IAC
Hospital Universitario de Burgos. / IAC

Los padres serán indemnizados con 135.000 euros | El hijo falleció a consecuencia de una infección contraída en esta Unidad

EUROPA PRESS.Burgos

El Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Burgos ha homologado un acuerdo entre SegurCaixa-Adeslas, como aseguradora del Sacyl, y los Servicios Jurídicos de la Asociación 'El Defensor del Paciente', por el que se indemniza con 135.000 euros a una pareja por el fallecimiento de su hijo recién nacido a consecuencia de una infección contraída en la Unida de Neonatos del Hospital Universitario de Burgos.

Los hechos se remontan a septiembre de 2016, cuando la gestante dio a luz a sus gemelos. Los bebés pasaron a la Unidad de Neonatos, donde uno de ellos falleció a consecuencia de una bacteria que afectó a toda la Unidad, colonizando a los recién nacidos ingresados y provocando la evacuación inmediata de la Unidad para su esterilización inmediata. El pequeño resultó infectado y falleció 15 días más tarde, según informan a Europa Press fuentes de 'El Defensor del Paciente'.

Deficiente higiene hospitalaria

La bacteria origen del foco de infección, Enterobacter Cloacae, es de origen nosocomial (hospitalaria), y procede de una deficiente higiene de las manos del personal de la Unidad de Neonatos.

El contagio de esta bacteria se produce por transmisión ano-mano-boca. Por tanto, si una persona portadora, después de utilizar el aseo y tras contacto con heces o zona anal, no se lava bien las manos, puede transmitirla por contacto directo. Es la única forma de transmisión, y que explicaría la colonización de los recién nacidos ingresados en la Unidad de Neonatos.

La contaminación del recién nacido lesionó sus estructuras cerebrales gravemente, provocándose un cuadro de sepsis que derivó en shock y fallo multiorgánico secundario, abocando irremediablemente a su fallecimiento el día 23 de septiembre de 2016.

La defensa del caso ha sido ejercida por el abogado Santiago Díez, perteneciente a SDS Legal Abogados y a los Servicios Jurídicos de la Asociación 'El Defensor del Paciente'.