Salud que nace del trabajo

En su 25 aniversario, el polígono industrial más grande de Castilla y León busca ser el más saludable de España con actividades y talleres en pos de la vida sana

25 Aniversario de la creación de la Asociación de Empresarios del Polígono de Villalonquejar. /Ricardo Ordóñez / ICAL
25 Aniversario de la creación de la Asociación de Empresarios del Polígono de Villalonquejar. / Ricardo Ordóñez / ICAL
NOELIA MARISCAL/ ICALBurgos

El polígono industrial de Villalonquéjar celebra su 25 aniversario y se ha propuesto el reto de ser el más saludable de España. Con esta motivación, el polígono más grande de Castilla y León ha organizado para sus empresarios y trabajadores una serie de talleres y actividades dirigidos a promover unos hábitos de vida más saludables.

Esta iniciativa surge de la mano de la Asociación de Empresarios del Polígono de Villalonquéjar (AEPV) y cuenta con el apoyo y la experiencia de 12 empresas que actúan como tractoras del proyecto. Este proyecto se compone de empresas como 'Adisseo', 'L'Oréal', 'Ubisa', 'Benteler', 'Campofrío', 'Grupo Antolín', 'Hiperbaric', 'Edscha', 'Vekaplast', 'Constantia Tobepal','Johnsons Controls' y 'Be Up Sports'.

El empresario y presidente de la asociación, Jorge Villaverde, explica que su idea es «ser el primer polígono saludable de España», y afirma que el proyecto consiste «en concienciar a las empresas de que la salud de sus empleados es importante». Por otro lado, los talleres que promueve esta iniciativa no son únicamente a nivel de hábitos saludables, sino que también se preocupan por la salud mental de sus trabajadores.

Un ejemplo de esto es el taller práctico de Mindfulness, que tuvo lugar el pasado 25 de septiembre en el polígono, de la mano del médico experto en mindfulness y facilitador de reducción del estrés basada en la atención plena (REBAP), Jaime Locutura. El objetivo principal de este taller era enseñar a los trabajadores una serie de técnicas para reducir el estrés. Villaverde cuenta que «se tuvo que decir que no a la mitad de la gente porque se apuntaron 100 personas».

Desde la propia Asociación de Empresarios del Polígono manifiestan que la importancia de este proyecto reside en que gracias a estas prácticas se logra establecer una serie de nexos con la comunidad, así como con todo lo que pueda tener un efecto en la salud del empleado. Se alcanza una mejora de la calidad de vida de los empleados, pero este hecho es clave en el desarrollo de una empresa puesto que «ellos son el principal activo de las empresas y de nuestro polígono».

Gran acogida

El presidente de AEPV cuenta que esta idea surgió un poco «medio en broma», pero que al final acabó siendo un «proyecto serio y consistente». De hecho, señala que está teniendo una gran acogida y que ya hay un centenar de empresas interesadas en él. «Es el proyecto por el que más enhorabuenas hemos recibido en los últimos días y el que más repercusión ha tenido», narra Villaverde. Este hecho «anima a seguir trabajando en ello», y añade, «todo lo que sea promover buenos hábitos entra dentro de nuestro polígono saludable».

Asimismo, Villaverde explica que a largo plazo, su idea es mantener este proyecto. «Queremos que perdure en el tiempo», cuenta, «que el título de polígono saludable no sea efímero, sino que sea de verdad, justificado y merecido». Su idea es que no se dé únicamente con motivo del 25 aniversario, sino que «anualmente se mantenga en el tiempo». Actualmente tienen preparado un calendario de actividades. «Lo tenemos ya completo», asegura, «y como está saliendo bien seguramente el año que viene estaremos motivamos para seguir trabajando».

Por otro lado, Villaverde considera que a las empresas sí que les interesa la salud mental de sus trabajadores. Actualmente son 12 las empresas tractoras del proyecto, y afirma tener la suerte de que «esas multinacionales potentes comparten su conocimiento». «Están dispuestos abiertamente a contarnos lo que hacen» a las empresas más pequeñas y que están interesadas también en saber sobre estos temas.

Historia del Polígono

El polígono surgió en febrero de 1965 junto al barrio de Villalonquéjar. Estratégicamente está situado en el cruce de carreteras con Portugal, Francia y Europa, y acoge una implantación de cerca de 500 empresas de diversos sectores, como pueden ser la automoción, la agroalimentación o los químicos. Estos ejemplos son algunos de los de mayor volumen industrial, con todo tipo de actividades que dan trabajo a más de 12.000 personas.

Por su parte, la Asociación de Empresarios del Polígono de Villalonquéjar inició su andadura en 1993 con el objetivo de defender los intereses de los asociados y de los miembros de la Asociación, así como fomentar las mejoras en el Polígono y en su entorno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos