David Ruiz, de La M.O.D.A.: «Merece la pena que los políticos apuesten más por la música»

El cantante de La Maravillosa Orquesta del Alcohol, David Ruiz./Rodrigo Mena
El cantante de La Maravillosa Orquesta del Alcohol, David Ruiz. / Rodrigo Mena

El cantante del grupo que pregonará las fiestas de San Pedro y San Pablo de Burgos anuncia un tema nuevo 'La zona galáctica', que sale el martes

NOELIA MARISCAL - ICAL

Los siete integrantes del grupo musical burgalés La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.) serán los pregoneros de las próximas fiestas mayores de San Pedro y San Pablo de Burgos, que tendrán lugar desde el 27 de junio hasta el 7 de julio. El grupo se encuentra actualmente inmerso en la gira de su álbum 'Salvavidas (de las balas perdidas)', que finalizará en noviembre con dos conciertos en Madrid (WiZink Center) y en Barcelona (Razzmatazz 1). Uno de sus integrantes, David Ruiz, concede una entrevista a Ical en la que insta a los políticos a dar apoyar a la música, ya que defiende que cambia «para bien» a las personas.

- En otoño se cumplen dos años desde que comenzó la gira de vuestro último álbum 'Salvavidas (de las balas perdidas)', ¿qué ha supuesto para vosotros esta experiencia?

- Han sido dos años muy intensos y ha supuesto la consolidación de este proyecto o de la propuesta musical de La M.O.D.A., hemos podido recorrer todo el país, hemos tocado en prácticamente todos los sitios donde podíamos, hemos tocado en festivales, fiestas, hemos hecho propuestas, como llevar la música a algunos pueblos de nuestra provincia, hemos visitado por primera vez Colombia o Estados Unidos, hemos tocado en México, Irlanda, Inglaterra, creo que han sido dos años muy fructíferos y en los que hemos sentido que cada vez vamos sonando más conjuntados como grupo y que llevamos al público lo que hacemos, que el público entiende o le representa, significa algo para ellos lo que hacemos y lo que cantamos, y estamos muy felices la verdad.

- ¿Estáis acostumbrados a que os paren y reconozcan por la calle o uno nunca termina de hacerse a la idea?

- No somos los 'Rolling Stones' ¿sabes? (ríe), entonces tampoco somos súper famosos, ni nada de eso, ni salimos en la televisión, ni somos Melendi o Fito, entonces, yo que sé. Estamos tranquilos a nuestra bola. No nos importa mucho eso, no echamos mucha cuenta a eso. En Burgos la gente nos para mucho, pero es siempre con mucho cariño, es como si saludas a un vecino o a alguien que ha ido contigo a clase. Sí que sentimos el cariño de la gente, pero también mucho respeto.

- Recientemente habéis anunciado que el fin de gira tendrá lugar en Barcelona y Madrid, en la sala Razzmatazz y en WizinkCenter, dos escenarios con mucho peso, ¿cómo se asume algo así?

- Con naturalidad, con normalidad. Para nosotros no deja de ser un paso más en un trabajo diario desde hace ocho años. Ya tocamos en el WiZink el diciembre pasado , y en la sala Razzmattaz en el 2013 teloneando a los Dropkick Murphys y Frank Turner, así que de alguna manera esto no viene de cero ni viene de nuevas , es fruto de mucho curro y lo tomamos como un paso más, un paso increíble. Probablemente, si nos llegan a hablar de esto cuando empezamos hace cinco años no nos lo hubiésemos creído, nos hubiésemos reído, pero está sucediendo y hay que disfrutarlo.

«Nos encanta tocar en Burgos y la prueba de ello es que de ocho años que llevamos como banda creo que hemos actuado en Sampedros siete, pero no queremos tampoco convertirnos en unos pesados y cansar a nuestra propia gente»

- También habéis anunciado que tras esta gira os tomaréis un descanso para preparar el disco, aunque habrá alguna excepción de algún concierto. ¿Puede ser Burgos una de esas excepciones?

- Podría ser pero no lo sabemos todavía. En principio nos encanta tocar en Burgos y la prueba de ello es que de ocho años que llevamos como banda creo que hemos actuado en Sampedros siete, pero no queremos tampoco convertirnos en unos pesados y cansar a nuestra propia gente. Por eso siempre hemos intentado hacer las cosas con cabeza y no quemarnos, ni quemar la público. Por eso no sé qué va a pasar el año que viene, van a ser cuatro conciertos que todavía no se han cerrado y veremos qué pasa. Burgos siempre lo tenemos presente, por supuesto.

- De hecho en Burgos se os recibe con mucho cariño y vosotros mismos disfrutáis mucho cuando tocáis aquí.

- Intentamos disfrutar en todos los lados donde tocamos y tenemos la suerte de que nos reciben con mucho cariño en todos los sitios a donde vamos, pero es verdad que tocar en casa siempre es especial, siempre es diferente y vamos lo llevamos haciendo un montón de tiempo. No sé qué pasará el año que viene pero tenemos cuerda para rato y esperamos tocar en nuestra ciudad muchos años.

Nuevo tema

- Durante este tiempo vais a trabajar en un nuevo álbum, ¿qué os gustaría contar o experimentar con la música en este nuevo disco?

No lo hemos pensado porque aún no hemos empezado a hacerlo, estamos todavía muy centrados en esta gira, en 'Colectivo nostalgia' que es la nueva canción que hemos sacado, en el tema nuevo 'La zona galáctica', que sale el martes, y estamos centrados en disfrutar los conciertos, preparar los repertorios y además no ha habido tiempo para sentarnos a hablar de un disco nuevo.

- Desde siempre os habéis definido como una banda muy fiel a sus orígenes , incluso en 'Héroes del Sábado' habláis de no olvidar de dónde venimos, ¿consideráis que todos en algún momento olvidamos de dónde procedemos?

- No lo sé, es muy difícil generalizar, y no conozco a tanta gente como para saberlo (ríe). Al fin y al cabo es una perspectiva nuestra y es algo en lo que nosotros pensamos. Yo creo que a veces si se olvida donde ha estado uno, o rápidamente todos tendemos a olvidar los momentos malos y nos dejamos llevar por la euforia a veces y está bien tener los pies en el suelo o, que es lo mismo al final, no olvidarte de tus orígenes, de quién realmente eres, y eso viene del lugar de dónde vienes, tus abuelos, tu familia, tus padres, las personas con las que te has criado, el entorno en el que has crecido cuando eras pequeño, o en hacer referencia un poco a todo eso. Pero tampoco queremos aleccionar a nadie, decirle lo que tiene que hacer, es una canción, en la que se da esa idea y esa frase pero cada uno puede interpretarla como le dé la gana. Es lo último que querríamos, decirle a nadie como tiene que pensar o actuar.

«Para nosotros es un orgullo que se haya pensado en la banda como pregoneros. Lo hacemos por los vecinos, por la gente de la ciudad, por nuestros vecinos y porque seguro que a nuestros abuelos les haría mucha ilusión vernos allí»

- ¿Un recuerdo que guardes de tus inicios en la música, mucho antes de La M.O.D.A.?

- Me acuerdo del primer día que tuvimos una pequeña actuación, cuando íbamos al conservatorio, yo creo que fui con seis años, pues esto sería con nueve o diez años, que yo recuerde es la primera vez que he tenido un concierto, una actuación musical, y recuerdo que todos los compañeros, que éramos unos críos, teníamos que prepararnos una pequeña pieza cada uno con su instrumento, y estábamos acojonados. Esta tensión de antes de un concierto, que por otro lado también tiene un punto adictivo, si recuerdo haberlo sentido desde muy pronto la verdad

- Os caracterizáis también porque nunca os olvidáis de Burgos, la ciudad siempre ha intentado contar con vosotros. Y un ejemplo es que vais a ser los pregoneros de estos Sampedros.

- Para nosotros es un orgullo que se haya pensado en la banda como pregoneros. Lo hacemos por la gente, no tiene nada que ver con partidos políticos ni demás intereses, con los que no queremos saber nada. Nosotros lo hacemos por los vecinos, por la gente de la ciudad, por nuestros vecinos y porque seguro que a nuestros abuelos les haría mucha ilusión vernos allí, seguro que nuestras familias y gente que nos quiere se va a sentir cercana. Y para nosotros de alguna manera es una forma de devolver a la ciudad tanto cariño que nos han dado. Es verdad que igual nosotros nos sentimos más cómodos en los escenarios o en los estudios de grabación y allí es donde nos expresamos y decimos lo que queremos decir, pero creo que Burgos merecía una excepción, y a pesar de que ponga un reto, porque por supuesto es la primera vez que hacemos algo así, y una responsabilidad, lo queremos hacer por la gente de la ciudad.

Repunte musical en Burgos

- Por otro lado, ¿cómo es la salud musical de Castilla y León?

- A nivel de Castilla y León no me atrevo a decirte, porque no conozco como están las cosas. En Burgos, en los dos últimos años si que hemos visto un repunte de actividad, de bandas nuevas, como que ha llegado otro relevo más generacional, y han aparecido bandas nuevas como Memocracia, Atrapa tu Pez, La Grúa, The Halley Band. Supongo que hay cosas con las que estamos de acuerdo y se han hecho bien, hay bastantes concursos a nivel local, como el Música Joven o el UBULive, que son un escaparate para estas bandas, como nosotros mismos hicimos en su día. Les permiten actuar, grabar, poder actuar en el Sonorama.

- ¿Qué proponéis?

- Creemos que se puede apostar más por la música y la cultura, en esta y en todas las ciudades de nuestro país. Es importante que no solo esté el Hangar que tiene 15 locales de ensayo, sino que si hace falta habilitar más locales de ensayo, se haga, que se regularice un poco la situación de otros locales de la ciudad, que tengan todos buenas condiciones, por lo menos de sonido y de seguridad para la gente, y que se apoye más desde la infancia la música fuera del conservatorio y de los sitios clásicos académicos. Que se apoye porque la música es algo muy importante que te cambia la vida para bien, y que seas o no profesional te aporta muchísimas cosas en tu día a día , también como sociedad, y estaría muy bien que la gente joven, gente que todavía no tiene recursos para comprarse una guitarra o un amplificador pueda ir a algún lugar público y municipal a ensayar, y pueda recibir clases o pueda recibir formación desde pequeño para que les entre el gusanillo, y quien sabe si dentro de diez o 15 años cuando crezca esa generación Burgos se puede convertir en una referencia musical a nivel nacional. Yo creo que merece la pena que los políticos apuesten todavía más por la música y la cultura en general que es algo muy beneficioso para la sociedad.

«Creemos que se puede apostar más por la música y la cultura, en esta y en todas las ciudades de nuestro país»

- ¿Qué pedirías al nuevo Gobierno?

- Yo no le pediría nada, nosotros no le pedimos nada. No somos nadie para pedir nada a nadie, simplemente hacemos la reflexión a este gobierno al que entre al que se vaya, al final eso da igual, los políticos van pasando, los partidos van pasando, las siglas van pasando y lo que queda es la gente y la ciudad, y por eso es importante que intentemos construir algo de cara al futuro, hoy en día está la situación así. Imagínate que se hace un esfuerzo importante por parte de la administración y se empieza a invertir en formación musical para niñas y para niños, y el día de mañana, dentro de 20 años volvemos a hablar tú y yo, y la ciudad ha dado un vuelco y tenemos tres grupos que están girando a nivel nacional, un artista que hace bolos por toda Europa. No es tan difícil realmente, si nosotros hemos salido pueden salir muchos grupos, solo hay que pensar que no es imposible, que se puede hacer. Hay mucha gente con ganas de tocar, con propuestas increíbles y hay que ayudarles.

- Por otro lado, Castilla y León es una de las comunidades de España que más está sufriendo la despoblación. De hecho vosotros hicisteis una pequeña gira por los pueblos de Burgos denunciando esta situación.

- Creo que hay unos señores cuyo oficio es intentar facilitarnos la vida a los demás, intentar que todos vivamos en más armonía y que todo el mundo pueda tener las mismas oportunidades, o eso debería ser la política. Si tuviésemos la solución lo habríamos intentado poner en marcha, pero creo que ellos si que la saben, o deberían saberlo, otra cosa es que no les interese o que haya intereses por encima de ellos, que hacen que al final todo acabe discurriendo en la misma dirección, y es un proceso que estamos viendo todos que describe muy bien Sergio del Molino en su libro 'La España Vacía', y no vamos a contar nada nuevo ahora. Es un problema que hemos intentado dar visibilidad, y dentro de lo poco que podemos hacer, como es en las canciones como 'Campo Amarillo', hablar de ello y a través de pequeñas acciones en los pueblos como hicimos hace un par de meses. Creo que de alguna manera es lo que podíamos hacer, lo que se nos ha ocurrido que podíamos hacer, ya lo hemos intentado hacer, así que supongo que más bien la responsabilidad está en los políticos, a ver qué pasa.