La lluvia no puede con la última noche de los Sampedros

La lluvia no asustó a los fuegos/PCR
La lluvia no asustó a los fuegos / PCR

Las tormentas fueron una constante ayer sábado, pero no impidieron la sesión de fuegos artificiales o el concierto de León Benavente

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

En la última tarde-noche de las Fiestas de San Pedro y San Pablo 2018 hizo acto de presencia la lluvia. Y no vino calmada. Desde la intensa tormenta de mediodía, que anegó varias calles de la ciudad, obligando a salir a los bomberos, los truenos fueron una constante durante toda la tarde. Se llegó incluso a valorar la posibilidad de suspender alguno de los grandes eventos programados, si la lluvia arreciaba, aunque no fue necesario.

Las actividades de tarde, como las barracas, los parques de Mero El Jardinero y Activo-Gamonal, sí que se vieron alteradas. La mayor parte de las plazas se quedaron sin música, aunque Los Gurús y BurgoSalsón sí que actuaron en la Plaza de España y el Paseo Sierra de Atapuerca, respectivamente. La lluvia molestaba, incluso en algunos momentos obligada a ponerse a cubierto aún llevando paraguas, pero eso no impidió la presencia de numerosos burgaleses en la calle.

Llegadas las diez de la noche, Rufus T Firelly arrancó su concierto en el Espacio Atapuerca, con un público entregado, bajo paraguas. También se iniciaron las orquestas, con los bailes de tarde, y poco a poco el cielo comenzó a clarear, aunque ya fuera de noche. Así, a las 23:30, y siguiendo el plan previsto, se lanzó la última sesión de fuegos artificiales, un bello espectáculo para cerrar los Sampedros de 2018, que se pudo disfrutar ya completamente sin lluvia.

La lluvia aguó algunas de las actividades de tarde / PCR

A continuación, León Benavente se subió al escenario del Espacio Atapuerca, y en el cielo ya lucía las estrellas. A las doce de la noche, las calles presentaban una buena afluencia de público, lo mismo que las zonas de las gastronetas y la Feria de Tapas. Y es que los burgaleses no querían decir adiós a unas fiestas que culminan este domingo, Día del Burgalés Ausente, en el Parque de Fuentes Blancas.

Eso sí, entrada de la madrugada las tormentas volvieron a rondar Burgos, y aguaron algunas de la verbenas. Para esta última jornada también hay aviso amarillo por fuertes lluvias, sobre todo en horario de tarde, así que es posible que el agua nos eche pronto de Fuentes Blancas, y no nos deje disfrutar todo lo que quisiéramos de los pinchos que allí ofrecerán las peñas de Burgos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos