Cs solo salva las gastronetas de los Sampedros 2018 y reclama un recinto ferial

Las gastronetas están ubicadas en Las Llanas/César Ceinos
Las gastronetas están ubicadas en Las Llanas / César Ceinos

La formación critica el «anacronismo» de las fiestas mayores y plantea buscar alternativas de ubicación a los fuegos y las barracas

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

«Aire viejuno». Así sienten los concejales de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Burgos las Fietas de San Pedro y San Pablo 2018. Sin grandes cambios, «sin mostrar la influencia del PSOE», quien venía con propuestas para modernizar los festejos, ha criticado Vicente Marañón, los Sampedros han sido un poco más de «lo de siempre». Lo único que se salva, a juicio del edil naranja, son las gastronetas, una de las propuestas más defendidas por Ciudadanos.

Marañón ha asegurado que, frente a proyectos de remodelación como el que plantea el Ayuntamiento, «un puñado de gastronetas ha sido suficiente para reintegrar una zona oscura y vacía» de la ciudad. La feria de food truck ha sido un «éxito», aunque debe revisarse para futuras ediciones. La feria debe incluir mayor variedad de gastronetas, abriendo la participación a hosteleros de fuera de Burgos, y llegando a otras zonas de la ciudad como el Paseo Sierra de Atapuerca, Gamonal, Capiscol o la Plaza Vega.

Más información

Igualmente, el concejal reclama la instalación de urinarios públicos, también el resto de la Feria de Tapas. Las gastronetas ha sido la única novedad de los Sampedros de 2018, y la única propuesta que sirve para impulsar las fiestas de Burgos como reclamo turístico, a juicio de Vicente Marañón. Y es que Ciudadanos critica, por ejemplo, la falta de conciertos de gran formato que atraigan a gente de otras ciudades, al mismo tiempo que lamenta que los actos centrales (La ofrenda floral o la Cabalgata) sean «anacrónicos, pesados y lentos».

Nueva ubicación para los fuegos y las barracas

Por otra parte, la formación reclama un recinto ferial en el que se puedan instalar las barracas, pero que sirva también para organizar otro tipo de eventos. El modelo actual «está agotado» y no tiene sentido que la feria de atracciones se ubique en una zona residencial y docente, sin servicios para los feriantes. Las opciones son variadas, sin descartar La Milanera o el G-2, ha apuntado Marañón.

También habría que cambiar de ubicación el lanzamiento de los fuegos artificiales, para sacarlo del centro de la ciudad. Cuando se lanzaron los fuegos con motivo de la presentación de la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021 se evidenció que el Castillo es igual de válido, y mucho más seguro.

Marañón confía en que, de cara a 2019, el Ayuntamiento revise el modelo de fiestas para convertirlas en una herramienta de atracción turística. También que se implique más a la ciudadanía, y que se apliquen medidas para luchar contra el botellón, que inunda las calles de la ciudad sin que el Consistorio haya hecho nada para remediarlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos