Sanidad Pública llama a salir a la calle este viernes para «defender lo mejor del país»

Los representantes de la Plataforma, en la presentación de la manifestación. /RODRIGO GONZÁLEZ ORTEGA
Los representantes de la Plataforma, en la presentación de la manifestación. / RODRIGO GONZÁLEZ ORTEGA

La manifestación, dividida en tres marchas diferentes, comenzará a las 20 horas y confluirá en el Paseo de la Sierra de Atapuerca

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

La Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos ha reclamado esta mañana a la ciudadanía que salga a la calle este viernes, 25 de mayo, para defender el sistema público de salud español. La manifestación, que comenzará a las 20 horas, estará dividida en tres marchas que partirán de la Delegación de Hacienda, de la Catedral y del Palacio de Capitanía, para acabar confluyendo en el Paseo de la Sierra de Atapuerca, junto al Museo de la Evolución Humana (MEH), donde se leerán diferentes manifiestos con el objetivo de proteger «lo mejor que tenemos en el país».

Las reivindicaciones principales de la entidad promotora de las marchas, que también se celebrarán en otros lugares de la región -aunque el día siguiente porque en la ciudad del Arlanzón lo han adelantado para evitar solaparse con la Noche Blanca- son frenar los recortes económicos y de personal, reivindicar una sanidad rural bien dotada y de calidad, disminuir las listas de espera con los recursos propios de la Sanidad de Castilla y León (Sacyl) y la gestión pública del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), según ha detallado Julián Camarero, uno de los representantes de la Plataforma.

Para animar a la población a salir a la calle, el portavoz de la organización, Juan Antonio Ayllón, ha aportado datos «con cifras oficiales que desmienten los mensajes triunfalistas» que demuestran, a su juicio, el descenso de la calidad de la sanidad pública. Asimismo, ha criticado que la Junta de Castilla y León se limite «a repetir el argumento machacón de que en otros sitios están peor» y a apoyarse en su mayoría en las Cortes para hacernos creer «que el sistema no se está desmoronando».

Carteles de la Manifestación
Carteles de la Manifestación / RODRIGO GONZÁLEZ ORTEGA

Entre los argumentos que Ayllón ha defendido ante los medios de comunicación, sobresalen el descenso del presupuesto de la Consejería en los últimos ocho años, la caída de la inversión en personal, especialmente en atención primaria; la falta de sustituciones durante los últimos cinco meses ante una baja laboral en Oña, la ausencia de facultativos en el medio urbano para cubrir los periodos vacacionales o la amortización de dos plazas en las zonas de Valle de Valdebezana y Valle de Sedano. «Y dicen que no hay recortes», ha criticado el portavoz.

Además, ha hecho referencia a las derivaciones que se están haciendo desde el sector público a las empresas privadas en cuidados paliativos, en almacenamiento de tejidos, en la administración del historial clínico de los pacientes y en limpieza. «Están dejando manejar por intereses económicos aspectos claves en la asistencia sanitaria», ha declarado el portavoz, quien también hizo referencia al sobrecoste del HUBU. «Vamos a tirar 30 millones de euros al año que darían para contratar 200 médicos, 200 enfermeros y 200 auxiliares y para construir cada doce meses un centro de salud durante 24 años».

Por último, Ayllón ha reprochado la gestión de la sanidad autonómica apoyándose en las listas de espera, que han subido «sustancialmente» en Burgos en el último trimestre. Según la información que ha presentado, las cifras aún son más altas que en 2010. «Detrás de las listas de espera no hay números, hay personas», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos