El Santísimo Cristo de Burgos desafía al viento clavado en la cruz

Momento del desenclavo/Rodrigo González Ortega
Momento del desenclavo / Rodrigo González Ortega

La muerte de Jesús ha marcado el inicio del Viernes Santo, compartiendo protagonismo con el frío

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El intenso viento que ha soplado esta mañana en la Plaza de Santa María, con fuertes rachas que han hecho tambalear en algún momento andamios y estructuras varias, no ha impedido la celebración de uno de los actos centrales de la Semana Santa de Burgos. Bajo un cielo prácticamente cubierto, con breves instantes de sol, y con mucho frío ha tenido lugar el Acto del Desenclavo de la Cruz, con el que arranca el luto del Viernes Santo.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos