Las siete palabras se escuchan bajo las estrellas

El Martes Santo estrenó la última de las tres nuevas procesiones que se celebran por primera vez en esta Semana Santa 2018

Las cruces faroles recordaron los momentos de Cristo crucificado/IAC
Las cruces faroles recordaron los momentos de Cristo crucificado / IAC
Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Las suaves temperaturas y la novedad de la procesión de las Siete Palabras atrajeron a centenares de burgaleses a la Plaza de Santa María, a los pies de la Catedral, para disfrutar de la tercera de las nuevas procesiones que se estrenaban esta Semana Santa 2018. Después de la procesión infantil del Amor y la Esperanza y la de la Virgen de las Angustias, celebradas el pasado sábado, el Martes Santo llegó con una marcada subida de las temperaturas, aliadas con la multitud de cofrades que salieron durante la tarde noche.

Esta vistosa novedad de la Procesión de las Siete Palabras partió de la Plaza de Santa María, con los pasos de Cruces-Faroles de las Siete Palabras y el Santísimo Cristo de Burgos a hombros de los cofrades y al ritmo marcado por la banda de música ‘San Fernando Rey’.

A las 22:15 horas, y bajo un respetuoso silencio, los pasos emprendieron su marcha para cubrir lentamente un recorrido circular que procesionó por las calles Santa Águeda, Barrantes, Plaza Castilla, Paseo de la Audiencia, Arco de Santa María y, finalmente, llegando a la Plaza del Rey San Fernando.

El silencio fue la tónica general de esta cita guiada por una megafonía que pronunció las siete palabras, los siete pasajes con Cristo crucificado. Las cruces-faroles, que portaban cada uno de esos momentos se presentaron, una a una, ante el paso del Santísimo Cristo de Burgos, mientras se relataban esas palabras que marcaron su vida.

Ante la atenta mirada de una Catedral que esperó por estas cofradías a irse a dormir, los pasos regresaron a la Seo burgalesa para cerrar un Martes Santo que marcó el ecuador de la semana de Pasión.

 

Fotos

Vídeos