Sigue la búsqueda del legado del Cid en la segunda campaña de excavaciones del Solar

Esatdo de las obras/AIA
Esatdo de las obras / AIA

Desde este viernes y hasta finales de año un equipo trabajará para intentar conectar la casa de El Campeador con la calle que baja hasta el arco de San Martín

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

El proyecto de excavaciones iniciado por el Consistorio, en colaboración con la Asociación Ego Ruderico y la Junta de Castilla y León, retoma su marcha. Si el pasado año se conocía un poco más sobre el que podría haber sido el hogar del Cid Campeador, en esta campaña se continuará ahondando sobre lo que pasó en siglos pasados justo debajo del monumento erigido en honor a su figura.

El año pasado, durante los meses de excavación, se abrieron un total de 90 metros del Solar del Cid. Una intervención que dejó al descubierto más de 10.000 piezas de cerámica, metal, escayola y monedas. Objetos clave para datar a qué época pertenecía cada estrato que iban descubriendo con la excavación. Con la finalización de esa primera campaña de investigación quedaron dos cosas claras: el Solar del Cid estuvo ocupado desde la Alta Edad Media y había quedado inalterable con el paso de los siglos.

Una vez terminado el trabajo, y a la luz de los resultados obtenidos, el Ayuntamiento decidió destinar parte de los 2 millones de euros consignados al plan de empleo para acometer una nueva campaña de excavaciones, que han dado comienzo este viernes. Con la experiencia del pasado año, estos meses los esfuerzos se centrarán en dar continuidad al trabajo realizado.

Objetivos de esta segunda campaña

Por lo tanto, a los 90 metros ya excavados se sumarán aproximadamente otros 100, que dejarán al descubierto todo el terreno entre el monumento del Solar del Cid y las escaleras para subir al mismo. Con esta nueva apertura se intentará descubrir si los silos de la época alto medieval para almacenar el cereal se extienden por toda la planta o si el muro que apareció continúa o no, ha explicado Fernando Sánchez, miembro de la Asociación Ego Ruderico.

Pero, sobre todo, les interesa relacionar la planta de la casa, la parte excavada, con el resto del barrio qur rodea al arco de San Martín. Según lo estudiado hasta el momento y las mediciones realizadas, todo indica que la casa podría estar orientada hacia la calle –que en su día pudo ser una calle principal- por la que discurre el Camino de Santiago, pasando por el arco de San Martín cuya base esta datada en el siglo XI. Y por último, contextualizar el horno cerámico de una etapa posterior.

Para llevar a cabo esta labor estarán trabajando cuatro operarios y un ayudante de arqueología bajo la dirección de Fabiola Monzón. Las labores de excavación se podrían extender hasta finales de diciembre -el contrato del Plan de Empleo finaliza ese mes- si el tiempo lo permite.

Puertas abiertas para visitar la excavación

Además, los curiosos y amantes de la historia del Campeador tendrán la oportunidad de visitar las ruinas durante las jornadas de puertas abiertas -la fecha está todavía sin determinar-, actividad en la que se dieron cita el pasado año entre 300 y 400 personas en grupos de 20.

A pesar de que estos son los planes en un primer momento, Sánchez es muy consciente de que según vayan abriendo pueden encontrarse sorpresas que modifiquen la hoja de ruta. «No se sabe cuándo se termina, porque según vas investigando, van saliendo cosas que requieren atención; a ver que sale». Por el momento todos tendremos que esperar para conocer más secretos sobre la zona. En cuanto al futuro de las excavaciones, este año será determinante para tomar decisiones para el Ayuntamiento, ya que podría ser el último de esta fase de investigación.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos