El Solar del Cid albergó una casa señorial y actividad agrícola y artesanal

El Solar del Cid ha sido objeto de una primera fase de excavaciones/PCR
El Solar del Cid ha sido objeto de una primera fase de excavaciones / PCR

La campaña de excavaciones concluye con hallazgos que confirman la ocupación del solar en tres fases hasta el siglo XVI, y la recuperación de 10.000 piezas

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El Solar del Cid estuvo ocupado desde la Alta Edad Media hasta el siglo XVI, cuando el Ayuntamiento de entonces (Regimiento de Burgos) lo adquirió al Monasterio de San Pedro de Cardeña para levantar un monumento que llegaría siglos más tarde. Hasta ahí, lo ya conocido tras la primera fase del proyecto de excavaciones impulsado por el Consistorio, en colaboración con la Asociación Ego Ruderico y la Junta de Castilla y León.

Sin embargo, la ampliación de la intervención arqueológica hasta ocupar una extensión de 95 metros cuadrados de excavación ha ofrecido nuevos hallazgos sobre los usos del solar en el que supuestamente estuvieron las casas de El Cid Campeador. En concreto, se han podido confirmar tres fases de ocupación, con actividades y cronologías diferentes, ha explicado el alcalde, Javier Lacalle, en su visita a las excavaciones.

La fase más antigua correspone a la Alta Edad Media. El solar albergaría alguna edificación con actividad agrícola, pues se han encontrado silos y semillas. La arqueóloga responsable del proyecto, Fabiola Monzón, ha aclarado que han localizado trigo sarraceno, destinado a gente de alta alcurnia, así que el espacio era propiedad de alguna familia pudiente de Burgos.

Se han hallado pavimentos de canto rodado, un pozo y muros
Se han hallado pavimentos de canto rodado, un pozo y muros / PCR

A continuación se construyó una gran vivienda, excavada sobre la roca, con diferentes estancias. Entre ellas, un partio con un pozo y una sala sur que podría haber sido una galería porticada separada por columnas. Existen las huellas de estas columnas, además de pavimentos de canto rodado y marcas de los muros divisorios. También se han localizado algunas cerámicas, fechadas entre el siglo XII y el siglo XIV, unas bajo el pavimento y otras sobre el mismo.

Finalmente, el Solar del Cid se convirtió en un taller artesanal, casi seguro que perteneciente a un alfarero, que lo ocupó del XV al XVI. En la excavación se ha dado con un horno de adobe y restos de materiales relacionados con el oficio. Monzón ha explicado que, cuando el Ayuntamiento adquirió el solar, en 1593, se levantó un muro. Posteriormente se colmató el solar, quedando inalterable hasta ahora.

La arqueológa ha asegurado que «lo ideal sería poder ampliar» la excavación y, al menos, esa es la intención del Ayuntamiento de Burgos. De momento, toca cerrar el sitio arqueológico, protegiéndolo con coberturas geotextiles, y analizar las 10.000 piezas halladas y los vestigios arqueológicos. Javier Lacalle ha anunciado una jornada de puertas abiertas para el viernes y una exposición de los hallazagos para primavera.

Se han recuperado piezas de cerámica, algunas en muy buen estado de conservación
Se han recuperado piezas de cerámica, algunas en muy buen estado de conservación / PCR

En 2018, el Ayuntamiento volverá a destinar parte de los 2 millones de euros consignados al plan de empleo para acometer una nueva campaña de excavaciones. En esta primera se han invertido 160.000 euros. Se trata de un proyecto «ambicioso», ha apuntado Javier Lacalle, que demuestra que «la falda del Castillo es una joya por descubrir». Conserva grandes vestigios de Burgos muy poco conocidos, a pesar de la amplia documentación histórica de la que se dispone.

El proyecto en el Solar del Cid pretende dar con las construcciones originales que lo han ido ocupando a lo largo de la historia. Confirmar la leyenda, que el espacio fue ocupado por las casas del Cid y su familia será complicado, pero «ahora estamos más cerca de saberlo«, ha insitido el alcalde. Al menos, no se ha encontrado ningún elemento que desdiga una realidad que, si bien no está documentada, tampoco es inverosimil.

Fotos

Vídeos