Sopas de ajo y música en vivo para exigir que el Callejón de las Brujas deje de ser un «foco de infección»

Imagen de la zona/José Luis López / Casco Histórico Alto
Imagen de la zona / José Luis López / Casco Histórico Alto

La recién creada Plataforma Ciudadana por la Recuperación del Callejón de las Brujas organiza una concentración con recogida de firmas el domingo 11 de noviembre

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Tras la reunión celebrada ayer tarde, la Plataforma Ciudadana por la Recuperación del Callejón de las Brujas ha cerrado la primera movilización prevista para exigir el adecentamiento de la calle Embajadores, un «tesoro» desconocido y convertido en «foco de infecciones». Será el próximo domingo 11 de noviembre, a partir de las 12:00, con una concentración, recogida de firmas, reparto de sopas de ajo con setas y música en vivo.

La plataforma ciudadana, impulsada por la Asociación Casco Histórico Alto, nace para exigir al Ayuntamiento de Burgos una intervención para volver a hacer transitable la calle. Actualmente, Embajadores (que antiguamente se denominaba Callejón de las Burjas) es «un foco de infección, un rincón de consumo de drogas y botellón». Además, las traseras de la iglesa de Santa Águeda se utilizan para hacer pintadas, «penoso», a jucio de Francisco Bárcena, uno de los protavoces del colectivo venical.

La calle Embajadores se cerró a paso en 2005, ante el peligro de ruina de los edificios aledaños. Tras las demoliciones, los solares se encuentran abiertos y el Ayuntamiento ha abandonado la zona. La plataforma solo exige que se adecente el Callejón de las Brujas, insiste Bárcena, una herencia del Burgos medieval, que se recoge en el Plan General de Ordenación Urbana como un recurso singular, delimitado en dimensiones y con protección de los muros antiguos.

Más información

El Consistorio tiene la obligación de intervenir en la zona, por ese motivo, la plataforma se ha puesto en contacto con los grupos municipales. Se ha reunido ya con Imagina y con el concejal no adscrito Raúl Salinero. El miércoles lo hará con el PSOE y está pendiente de que Partido Popular, Ciudadanos y los ediles Fernando Gómez y Silvia Álvarez de Eulate respondan a su petición.

Lo que se busca es un compromiso para actuar en la zona, al margen del desarrollo urbanístico que se pueda proyectar, pues eso ya es una cuestión entre la construcctora y los propietarios, apunta Francisco Bárcena. «Que la calle esté limpia y transitable» y Burgos pueda recuperar su callejón. Y también se contactará con la Junta de Castilla y León para conseguir algún tipo de protección especial.

La concentración del domingo, que se realizará en la Cuesta de la Ballena (las escalinatas de bajada a Embajadores), será la primera de las nuevas movilizaciones que se lleven a cabo si en el Ayuntamiento no toman medidas. La intención es realizar concentraciones, recogidas de firma y acciones lúdico-reivindicativas, a las que se invitará a músicos y cuanto artista quiera participar.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos