Explosión en la Barriada de la Inmaculada

El subdelegado afirma que la investigación sobre la explosión «va muy bien» pero sin avanzar novedades

Imagen de la explosión/BC
Imagen de la explosión / BC

La explosión tuvo lugar el 5 de septiembre y los primeros datos apuntaban a una fuga de gas butano, aunque sin descartase intencionalidad

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La investigación sobre las causas de la explosión ocurrida el pasado 5 de septiembre en la Barriada de la Inmaculada, y que dejó dos heridos graves, otros dos leves y tres con crisis de ansiedad, «va muy bien». Así lo ha asegurado el subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente, sin querer avanzar más datos sobre el trabajo que realiza Policía Nacional, a través de las secciones Judicial y Científica.

De la Fuente ha insistido en que se debe de respetar el trabajo policial y, pese a que la investigación avanza, «todavía no se está en disposición de decir nada más de lo que ya se sabe», ha apuntado. Y lo que se sabe es que la explosición, que se llevó por delante tres viviendas, tuvo su origen en una fuga de gas butano que contactó con una fuente de ignición. Es lo que apuntaron los bomberos desde un primer momento.

Lo que queda ahora por esclarecer es, en primer lugar, confirmar esta hipótesis más que problables. Y, en segundo lugar, saber si la explosión pudo ser intencionada. Es decir, que la fuente de ignición no contactó de manera casual con la fuga de gas y la explosión respondía a algún tipo de interés. Como siempre, en Policía Nacional no descartan ninguna hipótesis.

Más información

 

Fotos

Vídeos