La sustitución de la rejilla de la avenida de El Cid está próxima, aunque con un año de retraso

El mal estado de la rejille llevó a cortar esa sección del carril, que lleva un año impidiendo el tráfico rodado/RODRIGO GONZÁLEZ ORTEGA
El mal estado de la rejille llevó a cortar esa sección del carril, que lleva un año impidiendo el tráfico rodado / RODRIGO GONZÁLEZ ORTEGA

Después de un año entorpeciendo el tráfico en una de las arterias principales de la ciudad, la rejilla rota será sustituida en los próximos días por la empresa Colcasa

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Podría calificarse de un caso de desidia, pero lo cierto es que no es el primero ni seguramente sea el último. La rejilla situada a la altura del número 40 de la avenida del Cid lleva un año protegida por balizas de plástico para evitar que su rotura vaya en aumento. Esto ocasiona a diario continuos problemas en la fluidez del tráfico, que ve como se estrecha uno de los dos carriles de la vía, obligando a los vehículos a utilizar únicamente uno de ellos. Esto supone un problema añadido cuando se trata de una línea habitual de los autobuses que acuden al Hospital Universitario, el G3 o la Barriada Illera.

Pues bien, un año más tarde, la rejilla será sustituida por una solución de viguetas, similar a la de la Plaza Vega. Esta protección sobre la calzada es mucho más sólida y permitirá soportar el tráfico rodado de gran pesaje como son, por ejemplo, los autobuses urbanos. Precisamente, en ese punto se hallaba el núcleo del problema por el que la reparación no se ha acometido antes. Mientras los vecinos consideran que debe de ser el Ayuntamiento el que asuma la reparación, porque buena parte de la «culpa» de su rotura reside en el paso continuado de los autobuses, desde el Consistorio apuntan a que se trata de un elemento de un bien privado y como tal debe de ser asumido por su propietario.

Así, y tras demorar la solución, el Ayuntamiento notificó a la comunidad de propietarios que debían de reparar la rejilla o, de lo contrario, asumiría él su reparación, pasando su coste posteriormente a la comunidad. Esto ocurrió durante el pasado mes de abril y desde entonces se ha demorado la puesta en marcha de la reparación, cuando los vecinos ya habían decidido asumir inicialmente la reparación, para después reclamársela, vía judicial, al Ayuntamiento.

El proyecto, que ronda los 12.000 euros, fue presentado en el Ayuntamiento y recibió el visto bueno administrativo a finales de mayo. La notificación a la comunidad llegó a primeros de junio y desde entonces se está a la espera de que la empresa contratada para acometer la obra, Colcasa, comience cuando tenga disponibilidad. Será «lo antes posible», apuntan desde la compañía.

La expectativa es que en los próximos días o, a más tardar, semanas, se reemplace la rejilla y se pueda reabrir el tráfico de ese carril. Además, según explican desde Afimar Administración de Fincas, la empresa también soldará los puntos sueltos de la rejilla justamente anterior -perteneciente al mismo aparcamiento subterráneo-, que ya está generando problemas acústicos cada vez que pasa por encima de ella un vehículo.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos