Sustos que pueden evitarse

Los agentes se entrevistaron con quienes habían cuidado de la menor/IAC
Los agentes se entrevistaron con quienes habían cuidado de la menor / IAC

Anoche, una niña anduvo durante más de media hora buscando a sus padres entre lágrimas en el parque de Fuentes Blancas | Cuando apareció una patrulla de Policía Local y dos de Nacional se dio con los padres

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Durante el verano, el buen tiempo lleva a miles de niños a jugar en calles, plazas, parques y, en general, donde puedan, y eso a veces va reñido con la atención que prestan los padres a lo que hacen sus hijos. De ahí surgen a veces descuidos, unos más justificables que otros, y sustos que ni los niños ni los padres quieren llevarse.

Sin ir más lejos, ayer, en el parque de Fuentes Blancas, donde decenas de familias disfrutan de un día de campo a escasa distancia de la ciudad, se vivió un descuido que llegó a convertirse en susto. Pasaban de las 20:00 horas cuando una niña merodeaba entre las mesas en las que las familias merendaban buscando a sus padres.

La menor, de unos cinco años de edad, lloraba sin dar con sus progenitores. Al ir de mesa en mesa preguntando por ellos acabó alertando a varios grupos. Finalmente, uno de ellos, después de que la niña llevara más de media hora sin dar con sus padres, decidió llamar al 112 para dar aviso de la situación.

Agentes de Policía Nacional se acercaron a Fuentes Blancas
Agentes de Policía Nacional se acercaron a Fuentes Blancas / AC

Minutos más tarde se presentaron en Fuentes Blancas una patrulla de Policía Local y dos de Nacional, alertando a los presentes. Los que no habían visto a la niña buscando sin suerte a sus padres se alertaron, pero todo se debía a un descuido que a los pocos minutos tuvo final feliz. Los padres aparecieron y recuperaron a la menor después de que tanto ellos como ella pasaran un mal rato.