Los taxistas valorarán las consecuencias del cierre de la calle Santander tras el verano

El pasado domingo fue la primera jornada de la calle Santander sin vehículos/Cristina López
El pasado domingo fue la primera jornada de la calle Santander sin vehículos / Cristina López

La primera jornada sin coches en la calle Santander el pasado domingo solo dejó algunas quejas aisladas a los taxistas de clientes que desconocían su peatonalización

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

El pasado domingo se hacía efectiva la medida por la que la calle Santander permanecerá cerrada al tráfico los domingos y festivos. Algunos colectivos se habían mostrado en desacuerdo con esta decsisión del Ayuntameinto. Es el caso de los taxistas, que mediante el presidente de la Asociación Burgalesa de Taxistas (Abutaxi), Sabiniano Cartón, dejó claro que «no le parecía normal» que ellos no pudieran circular libremente por la citada calle. Para mostrar su oposición con el nuevo modelo, presentaron una solicitud al Ayuntamiento en la que pedían que se les permitiese circular. Petición que a día de hoy no ha tenido respuesta.

Sin embargo, una vez pasada la primera prueba este 3 de junio, el balance del primer domingo de la calle Santander sin vehículos por parte del colectivo de los taxistas es que «no ha habido diferencias» con respecto a otros domingos. Aun así, el presidente de la asociación, ha reconocido que hubo quejas aisladas de clientes que desconocían la peatonalización de esta calle del centro de Burgos y que no estaban de acuerdo con el nuevo recorrido porque «se da mucha vuelta».

A pesar del malestar de algunos clientes y la ausencia de respuesta a su solicitud por parte del Ayuntamiento, los taxistas no tienen pensado emprender más acciones en un futuro cercano, «la que se tiene que quejar ahora es la gente». Expectantes, dejarán que pase el verano -momento en el que podrán surgir más incovenientes al haber más movilización en la zona- y que llegue el último trimestre del año, en el que se cerrará al tráfico también en la calle San Pablo y el primer tramo de la avenida del Cid. Pero en principio tendrán que «tragar» en vista de que en la segunda fase del plan ni siquiera los autobuses tendrán acceso a estas calles.

Por último, ante la posibilidad que ha expuesto el alcalde de la ciudad, Javier Lacalle, de peatonalizar totalmente la calle en un futuro, Cartón ha declarado que en ese caso se verían obligados a emprender acciones para defender sus intereses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos