El Teatro Real participará en la programación del VIII Centenario de la Catedral de Burgos

El 22 de julio se realizará un concierto en la seo burgalesa dentro de las actividades que se ejecutarán por el convenio/BC
El 22 de julio se realizará un concierto en la seo burgalesa dentro de las actividades que se ejecutarán por el convenio / BC

La primera colaboración entre ambas instituciones será un concierto el día 22 de julio de 2019 en la Catedral de Burgos

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Gregorio Marañón y Beltrán de Lis, presidente del Teatro Real, y Antonio Miguel Méndez Pozo, vicepresidente ejecutivo de la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021, han firmado este lunes un convenio de colaboración por el cual el Teatro Real participará en la programación conmemorativa del octavo centenario de la Catedral de Burgos.

La Fundación burgalesa se ha creado para llevar a cabo, en los próximos cuatro años, diversos proyectos de carácter artístico, cultural y social en torno a la conmemoración de los ocho siglos de la colocación de la primera piedra de su célebre catedral, que se celebrará el 20 de julio de 2021. 

Promovida por la Archidiócesis de Burgos, el Cabildo Metropolitano, la Cámara de Comercio de Burgos y bajo la Presidencia de Honor de SS.MM. los Reyes de España, La Fundación VIII Centenario está formada, con ánimo inclusivo, por todas las instituciones y organizaciones de la ciudad y provincia, convirtiendo su andadura en un acto de integración en beneficio del bien común.

En el marco de su amplio programa conmemorativo y de la colaboración con otras instituciones culturales y artísticas, la Fundación ha acordado con el Teatro Real apoyar el desarrollo de sus fines comunes, participando en la programación del Octavo Centenario de La Catedral de Burgos. 

La primera colaboración de ambas instituciones será un concierto que tendrá lugar en la Catedral de Burgos el 22 de Julio de 2019, en el que el Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real interpretarán el Réquiem de Wolfgang Amadeus Mozart.

Esta obra inconclusa, truncada por el fallecimiento de Mozart en 1791 y completada por sus discípulos, encabezados por Franz Xaver Süssmayr, está envuelta desde su génesis en un misterio, que las sucesivas investigaciones musicológicas van clarificando. Al margen de las tesis musicológicas sobre qué pentagramas o bosquejos fueron originarios de Mozart, el Requiem contiene algunas de las páginas más brillantes, hondas y poderosas de toda la producción mozartiana, ideal para escucharse en la gran Catedral de Burgos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos