Los trabajadores de Ambulancias Rodrigo vuelven con los paros parciales y una jornada de huelga

Imagen de las protestas del pasado octubre/Andrea Ibáñez
Imagen de las protestas del pasado octubre / Andrea Ibáñez

La empresa sigue sin ofrecer una propuesta que satisfaga a los empleados, quienes reclaman salarios y horarios dignos

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Tras la jornada de huelga del pasado 31 de octubre, los trabajadores de Ambulancias Rodrigo vuelven a la carga. Harán parones parciales durante ocho días en diciembre y convocarán una jornada de huelga de 24 horas el próximo 21 de diciembre. El malestar de la plantilla con la empresa burgalesa, asociada a Ambuibérica, sigue creciendo, reconoce Marcos Citores, quien denuncia además tres despidos «nulos».

El representante de CC.OO. en el comité de empresa explica que, pasada la huelga, Ambulancias Rodrigo despidió a tres profesionales de oficinas, personal «de toda la vida». Y alegó causas económicas, aunque justificadas a través de los resultados obtenidos por el grupo Ambuibérica, el que está integrada la firma burgalesa. Citores asegura que los despidos «no son solo improcedentes, sino incluso nulos» y se han denunciado ante Trabajo para que tome cartas en el asunto.

Más información

A Trabajo también han presentado el calendario de movilizaciones para demostrarle a la empresa el «hartzgo» de la plantilla, que demanda condiciones laborales dignas. Así, se realizarán paros entre las 12:00 y las 14:00 los días 3, 5, 7, 10, 12, 14, 17 y 19 de diciembre. Y se ha convocado una jornada de huelga para el 21 de diciembre. Asimismo se realizarán concentraciones a la puerta de las instalaciones de Ambulancias Rodrigo y en la rotonda de acceso al Hospital Universitario de Burgos.

Citores ha explicado que, tras la huelga del 31 de octubre, casi no ha habido contactos con la empresa. La dirección se reunión con los trabajadores el lunes, con intención de «coaccionarles», y en asamblea la plantilla decidió el martes que había que seguir con las protestas. «Esta empras es un desastre, y muy caciquil», apunta el delegado sindical. Y es que temen que, detrás de la propuesta de reorganización laboral, se encuentre una reestructuración de la empresa.

«A eso le tenemos miedo», asegura Citores, pues la propuesta de Ambulancias Rodrigo pasa por cambiar la jornada laboral diaria, pasando de jornadas de 12 horas a jornadas de 8. El cómputo anual de horas sigue siendo el mismo, con aumento de disponibilidad semana de 400 horas, pero reduciendo los salarios en unos 400 euros. La empresa no quiere tener un calendario cerrado pues pretende cubrir los servicios a base de disponibilidad. Y los trabajadores exigen salarios y horarios dignos.

Temas

Burgos
 

Fotos

Vídeos