El TSJCyL ratifica 14 años de cárcel por abusos sexuales y prostitución contra una menor en Burgos

Sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. B/urgos Conecta
Sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. B / urgos Conecta

El condenado deberá indemnizar a la menor con 6.000 euros por daños morales y no podrá acercarse a ella durante diez años

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCYL) ha ratificado penas que suman catorce años de cárcel impuestas por la Audiencia de Burgos a un hombre de 23 años por abuso sexual continuado cometido contra una menor, corrupción y prostitución de la joven, de 15 años.

El TSJCYL considera que la sentencia de la Audiencia fundamenta «perfectamente» que el encausado, de origen búlgaro, mantuvo relaciones durante cinco meses con la menor, nacida en Rumanía, que además presenta un grado de madurez equivalente a una niña de unos 12 años. Establece que estos hechos suponen un delito continuado de abusos sexuales, por el que fija una condena de diez años y un día de cárcel, según la resolución judicial facilitada por fuentes del TSJCyL y que han sido recogida por la agencia Efe.

Además, y con el supuesto fin de obtener dinero para poder vivir junto a su pareja, el hombre incitó a la menor a prostituirse y a que le entregara el dinero que obtenía, primero mediante anuncios ofreciendo servicios sexuales y después en un hostal.

En este caso, la sentencia ahora ratificada íntegramente considera que se trata de un delito de prostitución y corrupción de menores, por el que condena al procesado a otros cuatro años de cárcel.

A estos catorce años de prisión se suman seis meses más de cárcel porque el hombre se acercó a la menor en varias ocasiones, pese a que una vez iniciado el procedimiento se encontraba en vigor una orden de alejamiento.

Con la resolución del recurso se confirma también que el condenado deberá indemnizar a la menor con 6.000 euros por daños morales, no podrá acercarse a ella durante diez años y, cuando finalice la condena de cárcel, estará sometido durante otros diez años a libertad vigilada.

.