El TSJCyL ratifica la condena de seis años por agresión sexual a una menor en Burgos

Interior del Palacio de Justicia, sede del TSJCyL. /BC
Interior del Palacio de Justicia, sede del TSJCyL. / BC

Los hechos ocurrieron el 7 de agosto de 2016 en la capital burgalesa, cuando el joven acompañó a la menor hasta su domicilio

EFE.Burgos

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCYL) ha ratificado la condena a un joven por la agresión sexual a una menor de 16 años, dictada por la Audiencia provincial de Burgos porque «a falta de otras pruebas, el testimonio de la víctima es prueba directa y no indiciaria».

Con ese argumento, descarta el recurso de apelación en el que la defensa del joven argumentaba un error en la apreciación de la prueba y falta de motivación de la sentencia condenatoria, al apoyarse fundamentalmente en el testimonio de la víctima.

El TSJCYL concluye, en la ratificación de la condena, que no se vulneró la presunción de inocencia y que, además del testimonio de la víctima, había testigos de lo ocurrido antes y después de la agresión e informes médicos tanto de las lesiones físicas de la joven como del trastorno de ansiedad que padeció, por el que también se condena al agresor a indemnizarla con 3.840 euros.

En cuanto a las peticiones alternativas de la defensa para considerar la atenuante de embriaguez y la agresión sexual en grado de tentativa, ya que no hubo penetración vaginal, el TSJCYL recuerda que la atenuante no serviría de nada, al haber aplicado la pena en su grado mínimo y sostiene que hubo agresión sexual porque el agresor introdujo un dedo en la vagina de la víctima y le produjo lesiones en la zona.

Los hechos ocurrieron el 7 de agosto de 2016 en la capital burgalesa, cuando el joven se ofreció a acompañar a la menor hasta su domicilio a las cinco de la madrugada.

Durante el camino intentó realizarla tocamientos en varios momentos y cuando llegaron al portal empujó a la joven, a la que agredió sexualmente en el interior.