El Festival de Folclore cierra con éxito su edición más polémica

El grupo floclórico de Zamora fue el encargado de abrir la última jornada de esta edición/IAC
El grupo floclórico de Zamora fue el encargado de abrir la última jornada de esta edición / IAC

La XLII edición del Festival de Folclore se cierra con éxito de participación y de afluencia, después de haber corrido peligro real de no celebrarse

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

A pesar de todo ha sido un éxito. Así podría resumirse el balance de la XLII edición del Festival de Folclore Ciudad de Burgos que se ha celebrado del 14 al 18 de julio en la Plaza de San Juan. La presidenta del Comité de Folclore, organización encargada de programar este clásico de la ciudad, se ha mostrado muy satisfecha del resultado de una edición que se presentaba con la dificultad de haberse programado en tiempo récord, aunque con el beneficio de una entrega del público especial.

Según comenta Peñacoba, el hecho de que se haya llegado a ver un peligro real de no llegar a celebrarse, el público, y el mundo del folclore en general, han arropado más que nunca al Comité de Folclore. «Este año ha sido especial», confiesa la presidenta, a quien no le faltan ejemplos de personas que le han llegado a parar por la calle para animarla a continuar con la cita.

Más información

Esto fue uno de los pilares que permitió al Comité a superar las dificultades de programar esta cita con poco más de un mes y medio de plazo (tras confirmarse la subvención municipal de 100.000 euros para este año). Aún con todo, Peñacoba reconoce «se nos han aparecido la Virgen con toda la corte celestial» para haber conseguido contar con la presencia de seis grupos folclóricos -cinco extranjeros y uno nacional- que han mantenido el alto nivel técnico del festival. Los cuerpos de baile de Nicaragua, Kenia, Altai, Cuba, Serbia y España (Zamora) han ofrecido cinco jornadas de puro espectáculo en las que la asistencia de público también ha rallado a gran altura.

«Cuando hace buen tiempo el público está garantizado», asegura Peñacoba, que enumera a más de 10.000 espectadores a lo largo de estas cinco jornadas. La jornada inaugural y el martes y miércoles han sido los días que más burgaleses han asistido, superando los 2.450 asientos de aforo con los que cuenta el Festival. En las jornadas restantes, la del domingo y el lunes, en un caso la lluvia, que llegó a obligar a suspender la última actuación, y en el otro el frío, redujeron la afluencia de espectadores.

Si bien, Peñacoba destaca como desde el primer día, la excepcional asistencia de público ha llegado incluso a obligar a cortar el tráfico en la calle San Lesmes por la imposibilidad de que circulasen los vehículos.

Calidad de cara al público, pero también de puertas para dentro

Por otro lado, la presidenta del Comité de Folclore celebra que el Festival mantenga su alta calidad técnica, pero también destaca la atención que se ofrece desde la propia organización, con un 'backstage' en el patio del Monasterio de San Juan que es «el mejor del mundo». La alimentación y alojamiento que se facilita es acorde al talento de los bailarines que participan y eso no es tan fácil de encontrar en este tipo de festivales, asegura Peñacoba por experiencia propia.

Y sin muestras de debilitamiento, el Festival de Folclore dio el último paso a una XLII edición que tendrá continuidad el próximo año, después de haber superado uno de los momentos de mayor dificultad de su historia y se aproxima al medio siglo de vida.

Temas

Burgos
 

Fotos

Vídeos