La Unión Regional de Cajas Rurales destinará 155.000 euros los próximos cuatro años a las cooperativas agrarias

Representantes de las Cajas Rurales. /Ricardo Ordóñez/ICAL
Representantes de las Cajas Rurales. / Ricardo Ordóñez/ICAL

Los presidentes denuncian que se hable mucho de despoblación del mundo rural pero que no se pongan «remedios verdaderos»

N.M.J./ ICAL.Burgos

La Unión Regional de Cajas Rurales (UCAR) destinará 155.000 euros durante los próximos cuatro años a la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León (Urcacyl), con motivo del acuerdo que firmaron hoy en la capital burgalesa. De esta manera Cajaviva Caja Rural, Caja Rural de Zamora, Caja Rural de Salamanca y la Caja Rural de Soria colaborarán económicamente con Uracyl.

La firma del convenio tuvo lugar hoy en la ciudad burgalesa, entre el presidente de Urcacyl, Gabriel Alonso; el presidente de Unión Regional de Cajas Rurales, Pedro García Romera; el gerente de las cooperativas, Jerónimo Lozano, y el director general de Cajaviva, Ramón Sobremonte. Durante la presentación del acuerdo a los medios de comunicación, García Romera destacó que llevan colaborando con Urcacyl desde hace muchos años porque «sus orígenes están en las cooperativas agrarias» y que además esta colaboración es una «simbiosis por ley natural» debido a su «fuerte vinculación con el mundo del campo».

Asimismo, recordó que Urcacylaglutina «cerca de 600 cooperativas agroalimentarias y otras 555 como explotaciones complementarias de la tierra y el ganado. Además, que estas Cooperativas tienen una facturación de «más de 2.600 millones de euros al año» con 3.500 puestos de trabajo. «Son cifras muy importantes», recalcó.

Lozano destacó, por su parte, que sus cooperativas están cada vez más «organizadas y capitalizadas» y que eso es en gran medida por el «apoyo que les prestan las cajas rurales». Asimismo anunció que actualmente están inmersos en el un Plan Estratégico, que se ha aprobado de manera conjunta entre las cooperativas Urcacyl y la Consejería de Agricultura, y que las cajas rurales contribuirán al desarrollo del mismo.

Con este plan pretenden «un mayor dimensionamiento de las cooperativas» y una mayor «transformación de los productos por parte de las cooperativas», así como «dar una mayor visibilidad a las actividades que desarrollan el cooperativismo en Castilla y León», afirmó.

El presidente de Uracyl señaló que ambas entidades «son pilares básicos sobre lo que pivota el mundo rural» y deseó que esta unión «perdure» y pueden continuar colaborando, puesto que ambas «pretenden el mismo fina», que es «potenciar al mundo rural tanto social como económicamente».

Despoblación

Alonso denunció que últimamente «se habla mucho del despoblamiento del mundo rural» pero que se ponen muy pocos «remedios verdaderos», y añadió que las «queda fuera de duda» lo que han aportado las cajas rurales. A esta crítica se quiso unir también el presidente de la Unión Regional de Cajas Rurales, que afirmó que en el momento que se celebran unas elecciones «todo el mundo habla de la despoblación y que hay que tomar medidas», pero que luego se «olvidan de ello», por lo que hizo un llamamiento a que esto no ocurra.

Asimismo, destacó que las cajas rurales no van a «acabar» con este problema, pero que si que pueden «paliarlo» y hacer más de lo que se está haciendo, «siempre y cuando los poderes públicos ayuden», recalcó. Por último quiso recordar que «el sector de cooperativismo es el único sector económico que ha merecido un artículo propio en la Constitución» y que dice claramente que «los poderes públicos tienen que ayudarle mediante disposiciones legales adecuadas», pero que esto «no se está haciendo». En este aspecto, pidió que se empiece a «cumplir con el mandato constitucional».

Cifras

El director general de Cajaviva destacó también las cifras que gestionan las cuatro cajas rurales de Castilla y León, con 10.700 euros de negocio de castellano leoneses, así como una «alta capacidad de crecimiento», destacó. En este sentido, Ramón Sobremonte explicó que disponen de casi 2.500 millones de euros de tesorería «para preestar a las iniciativas económicas que se desarrollen en Castilla y León» y que además tienen la capacidad para prestarlo porque son «solventes y rentables», matizó

Asimismo, indicó que entre las cuatro entidades disponen de 540 millones de fondos propios y «una ratio de solvencia superior al 15 por ciento», de las «más altas del sector financiero», destacó. Además, anunció que durante 2018 generaron 47 millones de beneficios antes de impuestos y crearon «enorme riqueza y empleo en Castilla y León». Actualmente, disponen de una cartera de préstamos de 4.000 millones invertidos en la comunidad y crean directamente 985 empleos, con 287 oficinas en todo el territorio. Por último, señaló que cuentan con 107.000 socios, de los que 700 son cooperativas, con 96.000 personas físicas y 10.500 empresas.