Una alumna de la UBU, finalista del premio ASEMAR

Ana Ortega Carnicero, alumna de la UBU y finalista del premio ASEMAR. /UBU
Ana Ortega Carnicero, alumna de la UBU y finalista del premio ASEMAR. / UBU

Ana Ortega Carnicero, estudiante del doble grado en Derecho y Administración de Empresas de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, ha presentado un plan de empresa de una embotelladora de agua de manantial

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Ana Ortega Carnicero, de 24 años y estudiante del doble grado en Derecho y Administración de Empresas de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales en la Universidad de Burgos, ha quedado finalista en el certamen de la Asociación de Empresarios de Aranda y La Ribera ASEMAR con su plan de empresa Riberagua.

Este proyecto versa sobre la creación de una embotelladora de agua de manantial que proceda de la fuente de San Martín en Gumiel de Izán. Lo peculiar de este proyecto es la obtención de un agua mineral bajo en sodio, recomendación que, actualmente, están prescribiendo muchos profesionales de la medicina, puesto que el agua de la Ribera, según indicó, tiene mucha cal y alto contenido en sodio por lo que una parte muy importante de la población consume agua embotellada. Otrapeculiaridad que hace diferente y novedoso este plan de empresa es que el envase no es una botella de plástico sino un tetrapack, fabricado con cartón.

El plan de este proyecto establece puntos de recogida de botellas de plástico a través de las cuales se realizarán cupones descuento para próximas compras cada vez que se entregue una botella de plástico de 1,5 litros.

«Elegí el agua porque es algo vital. La idea surgió por la escasez del agua potable y la necesidad de consumo de agua embotella dado que en la Ribera el agua no tiene la calidad de la de Burgos. Era un nicho de mercado importante y nuevo».

El propósito de Ana Ortega además es reducir y acabar con los plásticos, intentar hacer un proyecto lo más sostenible posible con el medioambiente. Por último, recordó que hay muy pocas empresas que embotellen el agua en tetrapack y las que existen comercializan el producto a través Internet. Su negocio contempla la venta en supermercados. «Comenzaremos –argumentó- con una gran campaña publicitaria en redes sociales para dar a conocer el producto y que, aunque el agua embotellada, tenga menos margen se pueda adquirir en el supermercado y por unidades».

Por el momento, hay cuatro finalistas en el premio ASEMAR, de las cuales tres son ya empresas constituidas en Aranda.

El día 18 de junio Ana Ortega tendrá que exponer y defender su trabajo ante el jurado en 15 minutos en los Salones del Centro Cultural Caja de Burgos Aranda de Duero a partir de las 10.30 horas.