La UBU deberá readmitir a una profesora asociada, representante legal de las trabajadoras de la institución académica

Sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. /BC
Sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. / BC

El TSJCyL advierte a la Universidad de Burgos que la contratación temporal solo es para necesidades provisionales

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ratificó la sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Burgos, que resolvió improcedente el despido de una profesora asociada de la Universidad de Burgos (UBU) y que, dada su condición de represante legal de las trabajadoras de la Universidad, deberá ser readmitida, según informa la agencia ICAL.

Con iniciales S.T., la profesora asociada de la UBU desde septiembre de 2012 en el Departamento de Didácticas Específicas de la Facultad de Educación fue despedida en septiembre por «no idónea para desarrollar su trabajo», según informaron hoy fuentes de UGT. Cabeza de lista de la candidatura de CGT en las elecciones sindicales del Personal Docente e Investigador de la Universidad, candidatura que obtuvo tres representantes, desarrolló una «importante actividad», precisaron, en defensa del profesorado asociado, «que sufre la utilización fraudulenta de la contratación temporal por parte de las universidades», indicaron.

El 42% del profesorado de la UBU, dijeron, se encuentra contratado bajo la figura de profesor asociado. Las características de este contrato: temporalidad, al haber sido considerado como eventual por la UBU y salarios sustancialmente inferiores a los de sus compañeros (la mitad por la misma actividad docente), generan, según lamentaron, «una gran incertidumbre y precariedad en las personas que están bajo esta figura».

Durante el último año, concluyeron, se han registrado numerosas movilizaciones por todo el estado, reclamando el reconocimiento pleno de derechos sociales y laborales: derecho a promoción académica, estabilidad laboral y una remuneración salarial justa y digna. Tras la defensa ejercida por la asesoría jurídica del sindicato CGT, esta sentencia, que reconoce el carácter indefinido de una profesora asociada de la Universidad de Burgos, supone un referente a nivel local y nacional «de gran relevancia».