La UBU y el Grupo Vitalia Plus investigarán sobre terapias no farmacológicas para combatir la demencia

La UBU y el Grupo Vitalia Plus investigarán sobre terapias no farmacológicas para combatir la demencia
Diego Herrera Carcedo/UBU

Ambas entidades han firmado un convenio de colaboración para el desarrollo del proyecto de evaluación de los trastornos de conducta

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

El rector Manuel Pérez Mateos y José María Cosculluela Salinas, CEO de VITALIA PLUS, S.A, han firmado un convenio de colaboración para el desarrollo del proyecto de evaluación de los trastornos de conducta de los pacientes con demencia y su intervención con programas de finalidad terapéutica no farmacológica en salas multisensoriales, en el que intervendrán dos grupos de investigación de la Universidad de Burgos: Calidad de Vida en la Diversidad y Terapia Ocupacional (CAVIDITO) integrado por Jerónimo González, Josefa González, Ana Sánchez, Raúl Soto, Miriam Santamaría; Discapacidad Intelectual y Conducta (DISCONDU), de Raquel de la Fuente y José Luis Cuesta; junto al neurólogo, Mateo Díez.

«La demencia tiene una complejidad tremenda, el nivel de prevalencia es altísimo y no hay tratamientos específicos… Todos los comités científicos del mundo abogan por una terapia no farmacológica por lo que es magnífico desarrollar este tipo de investigación en la Universidad de Burgos», según indicó el profesor de la UBU, neurólogo y miembro del comité científico de la Fundación Vitalia, Mateo Díez.

Todos los centros Vitalia Plus cuentan con sala multisensorial y con profesionales especializados (terapeutas, fisioterapeutas, psicólogos) para realizar intervenciones en estas salas, que son una alternativa a tratamientos farmacológicos en el caso de residentes con demencias o para prevenir o retrasar su aparición.

La finalidad de esta investigación que lidera la Universidad de Burgos está relacionada con el uso de estas salas, las terapias que en las mismas se pueden desarrollar y su eficacia en el tratamiento y prevención de trastornos psicogeriátricos, en especial las demencias.

La estimulación sensorial es una herramienta muy práctica y eficaz en terapia ocupacional y, especialmente, en el cuidado de personas con discapacidad y mayores con deterioro cognitivo, porque les ayuda a entrenar la mente y también la psicomotricidad, a través de elementos visuales, auditivos, táctiles, olfativos y gustativos. En los últimos años, las salas multisensoriales han logrado abrirse camino como aliadas indiscutibles en centros para discapacitados, pero igualmente son un recurso muy interesante en geriatría por los múltiples beneficios que suponen para el mayor.

El estudio tiene el objetivo de determinar la utilidad de una propuesta con aulas multisensoriales, en trastornos psicogeriátricos en pacientes con demencia de los centros residenciales. Puesto que no se ponen limitaciones relativas a la severidad de la alteración cognoscitiva, la intervención debe ser de naturaleza tal que no pueda verse restringida por el grado de anormalidad cognitiva.

Por su parte, el CEO de Vitalia Plus, José María Cosculluela, recordó que, a pesar de dedicarse al negocio residencial, en España las personas mayores donde quieren vivir es en sus casas: «forma parte de nuestra cultura española». Estos modelos nuevos que se están importando en el norte y centro de Europa de viviendas con servicios, en su opinión, no encajan en la cultura española. «Entendemos que conforme van mejorando los servicios de ayuda a domicilio se va a prolongar la estancia en casa y esto nos lleva a que necesariamente las personas cuando entran en una residencia serán muy mayores y estarán muy enfermas».

Vitalia no trabaja con personas de 65 ó 70 años sino con personas mayores de 80. Cosculluela añadió «podríamos afirmar que más del 60% de nuestros clientes mayores de 80 años tienen algún tipo de demencia» y también hay que decir que la media de nuestros residentes es de mayores de 80 años.