La Politécnica «se queda pequeña» ante el éxito de la V Feria de Ciencia y Tecnología

Imagen de la feria de este 2019/AIA
Imagen de la feria de este 2019 / AIA

Se prevé que 3.000 personas pasen por la Escuela Politécnica de la Milanera para visitar la quinta edición de una feria que cada vez crece más

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Niños de todas las edades -y padres- están disfrutando al máximo de la V Feria de la Ciencia y Tecnología de Castilla y León este sábado. Y no es de extrañar, la multitud de oferta que se encuentran al llegar a la Escuela Politécnica de la ciudad convence a cualquiera.

Se trata de la quinta edición de una feria que se caracteriza por cultivar ciencia y tecnología entre los más pequeños. En ocasiones, conseguir este objetivo entre los escolares puede ser complicado, pero parece que la Universidad de Burgos ha dado con el formato ideal para enganchar.

Manuel Pérez Mateos, rector de la Universidad de Burgos, se ha mostrado muy satisfecho con la presente edición. «Es el quinto año consecutivo y cada vez crecemos más». Hecho importante, en su opinión, ya que define estas dos áreas como «fundamentales en el presente y el futuro de nuestras sociedad«

Y las cifras así lo confirman. En esta ocasión se prevé que pasen por la feria, aproximadamente, unas 3.000 personas. 1.200 niños se han inscrito para participar en alguno de los 100 talleres organizados. Y también se cuenta con seis charlas diferentes. Todo ello desarrollado por grupos llegados de varias provincias de la Comunidad.

Novedades

Esta cita ya se ha convertido en un éxito, pero intenta sorprender con novedades atractivas para todos los públicos.

De este modo, los más pequeños pueden convertirse en bomberos gracias a los talleres desarrollados por los Bomberos de Burgos. También se han incluido experimentos teatralizados, en los que los usuarios con parálisis cerebral de APACE, ayudan a poner en valor la diversidad y a ver como la tecnología y la ciencia influye en su calidad de vida.

Por último, esta quinta edición tiene una vertiente solidaria. Los estudiantes de la asignatura «Cooperación y Educación para el Desarrollo Sostenible», del Grado en Educación Social, en colaboración con la Facultad de Educación y el Centro de Cooperación y Acción Solidaria, han colocado un stand en el que reparten bocadillos y vasos solidarios a cambio de un pequeño donativo, con el fin de recaudar fondos para construir una ludoteca en Agua Bonita (Colombia).

«Cada vez salen las cosas mejor, lo hemos organizado bien, a pesar de que el espacio sea limitado», ha explicado Martha Orozco, organizadora de la feria. De momento, todos estos ingredientes han sido suficientes para superarse y hacer de esta jornada un nuevo éxito. Y tal y como ha declarado el rector, «se nos ha quedado pequeña la muy grande Escuela Politécnica de la Milanera».