Las universitarias comparten conocimiento pero denuncian con vehemencia las «negligencias» en la empresa

Universidad de Burgos (UBU)/JAQ
Universidad de Burgos (UBU) / JAQ

Un estudio de la Universidad de Burgos analiza la predisposición de los alumnos a compartir sus conocimientos en el seno empresarial

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Están más dispuestas a compartir sus conocimientos, valorando el aprendizaje por encima del riesgo a volverse prescindibles, pero también son más exigentes y reivindicativas cuando detectan «negligencias» atribuibles a la dirección de una empresa. Así son las universitarias en su relación con el ámbito empresarial, según un estudio elaborado por tres investigadores de la Universidad de Burgos (UBU).

Lourdes Saiz, José Ignacio Díez y Miguel Ángel Manzanedo son los responsables de 'Receptividad de los estudiantes universitarios al intercambio del conocimiento empresarial', documento elaborado a partir de las respuestas que han dado 344 estudiantes de último curso de grados vinculados al mundo de la empresa. Y las conclusiones son, cuanto menos, interesantes, sobre todo de cara gestionar esas relaciones, y sacar el máximo partido al saber de los universitarios en su futuro puesto de trabajo.

Así, el estudio concluye que los universitarios están dispuestos a compartir su conocimiento. Sin embargo, las mujeres son más proclives que los hombres, pues «le dan más importancia al aprendizaje», anteponiéndolo a un hipotético riesgo de «volverse prescindibles». Eso sí, unos y otras muestran más reticencias cuando se dan situaciones de mala organización en el seno de la empresa, mala remuneración económica o mal conocimiento del trabajo.

Además, las universitarias son más exigentes, apuntan los investigadores, a la hora de reclamar la participación activa en el intercambio de conocimientos. Y también «reivindican con más vehemencia» soluciones a las «negligencias» atribuibles a la dirección, es decir, políticas de motivación, valoración injusta del trabajo o contratación escasa para el volumen de trabajo.

Los obstáculos

Ser prescindibles, al falta de reciprocidad o los contratos temporales no desaniman a la hora de compartir conocimientos, pero sí se convierte en un obstáculo la falta de remuneración económica, no sentirse debidamente valorados o que la organización en el trabajo sea deficiente. De hecho, el 41,3 por ciento de los encuestados no estaría dispuesto a compartir conocimiento si no se les valora de manera adecuada, y el 39,17 lo haría solo si lleva aparejada una remuneración específica.

Por todo ello, los investigadores insisten en la utilidad del estudio pues demuestra que «aún queda camino en las empresas pra motivar a los estudiantes, y a los empleados», de cara a que compartan todo lo que saben. Con políticas de remuneración ajustadas a las demandas de los trabajadores, contratos no temporales y formentando el aprendizaje permanente se conseguirá una mayor reciprocidad del empleado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos