497 viviendas burgalesas deberán superar la Inspección Técnica de la Edificación en 2019

Los edificios que se someterán a esta evaluación fueron construidos entre 1960 y 1964/Gabriel de la Iglesia
Los edificios que se someterán a esta evaluación fueron construidos entre 1960 y 1964 / Gabriel de la Iglesia

Los inmuebles que se someterán a esta evaluación datan de entre los años 1960 y 1964 | Los edificios construidos entre esos años están muy dispersos por toda la ciudad

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Ayuntamiento de Burgos evaluará durante el próximo año el estado de seguridad y salubridad de 497 viviendas que fueron construidas entre los años 1960 y 1964. Los propietarios con domicilios en las viviendas que han sido publicadas por el Ayuntamiento en la web y el tabón deberán de superar la Inspección Técnica de la Edificación (ITE). Este documento se realiza para cumplir con el Reglamento de Urbanismo de Castilla y León.

Si bien el año pasado los edificios que debían someterse a la inspección técnica estaban muy zonificados, este próximo año 2019, la ITE afectará a edificaciones muy repartidas por toda la red urbana de la ciudad. Sin embargo, sí que es reseñable la calle Ángel García Bedoya, ya que deben pasar la inspección los números 17 a 67, así como la totalidad de las construcciones de la Calle Caja de Ahorros Municipal, la calle Ebro y la calle Sagrada Familia en Villayuda. Además, también deben superar la inspección la manzana 2 de la Barriada Inmaculada y los bloques F y G de la misma.

Cabe destacar que, a medida que se va avanzando en el padrón de las viviendas, con edificios más modernos, se incrementan los informes favorables. También el hecho de que más del 90% de los edificios implicados realizan este trámite, aunque son pocos los que lo superan.

En los últimos años se han presentado un gran número de ITEs voluntarias, es decir, aquellas a las que no les correspondía realizar por padrón la ITE, pero si era exigible para poder optar a las ayudas concedidas por la Junta para rehabilitación y reforma de los inmuebles, especialmente de cara a mejorar la eficiencia energética y la accesibilidad.

Principales deficiencias

En cuanto a los principales problemas que presentan los edificios evaluados se concentran en las cubiertas, por la falta de mantenimiento prolongado durante el tiempo, así como en las fachadas. En ambos casos, el desinterés por acometer obras de mantenimiento a lo largo de los años puede llegar a generar, incluso, daños estructurales.

Temas

Burgos
 

Fotos

Vídeos