Segunda División B

0-0. La ausencia de gol sigue desangrando al Burgos CF

El Burgos CF sigue mirando hacia abajo/Cristina López Reques
El Burgos CF sigue mirando hacia abajo / Cristina López Reques

Los blanquinegros no son capaces de marcar en Mieres y suman su cuarto partido sin ganar, después del balance de un gol en cuatro jornadas

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Sin respuesta. El Burgos CF sigue perdiendo posiciones en la clasificación como consecuencia de su ausencia total de gol, que quedó evidenciada una vez más ante el Caudal Deportivo. Precisamente, el hecho de que se midiesen al colista de la categoría, y uno de los que más goles recibe, deja claro que econjunto blanquinegro necesita refuerzos en ataque y los necesita ya.

Mientras, las últimas cuatro jornadas sin ganar, en las que sólo ha hecho un gol, hacen caer al Burgos CF a la octava posición, con 31 puntos. Por suerte, aún los puestos de play off no están demasiado alejados -sólo cuatro unidades les separan de la Real Sociedad B (35)-. No en vano, la reacción tiene que llegar ya, porque el partido ante el Caudal Deportivo no sólo no se ganó por la práctica ausencia de ocasiones de gol, sino porque el colista disfrutó de tres ocasiones de gol claras, que sólo otras tantas grandes intervenciones de Saizar les privó de materializar.

0 Caudal Deportivo

Óscar; Cristian, Polaco, Calahorro, Catú; Adrián Llano, Jandrín (Pelayo, min. 81), Borja Prieto, Camochu (Borja Navarro, min. 73); Yosu Camporro y Niko.

0 Burgos CF

Mikel Saizar; Andrés, Cantero, Julio Rico, Borda, Beobide, Blázquez (Sergio Esteban, min.65), Suárez, Adrián Hernández (Carlos Álvarez); Iker Hernández y David Martín (Cusi, min. 65).

Goles:
Sin goles.
árbitro:
Conejero Sánchez (Colegio Extremeño) amonestó con cartulina amarilla a Camporro (min. 33), por parte del Caudal Deportivo, y a Andrés (min. 88), por parte del Burgos CF.
Incidencias:
Partido correspondiente a la vigésima jornada del Grupo II de la Segunda División B, disputado en el Estadio Municipal Hermanos Antuña.

Errática primera mitad. El Burgos CF empezó el año frío y con malas sensaciones. Todo lo contrario que el Caudal Deportivo, que dio muestras de mayor actividad y que se tradujeron en más posesión del balón y más ocasiones de gol. Esto último fue fácil. Y es que los hombres de Patxi Salinas no consiguieron rematar entre los tres palos en ningún momento.

Por su parte, los locales, que arrancaban el encuentro como colistas, pero con propósito de enmienda en este 2018, ofrecieron muestras de compromiso y recordaron que en las últimas tres jornadas disputadas en el Hermanos Antuña estaban invictos.

Los asturianos tardaron en generar una ocasión de gol, pero qué ocasión. Corría el minuto 20, cuando Saizar tuvo que intervenir para despejar un gol cantado de Camochu, que, en un mano a mano, remató a palo cambiado y obligó al guardameta burgalesista a una estirada difícil de creer. Los aficionados locales se quedaron helados, después de haber cantado gol. Tras el córner, Catú tuvo otra gran ocasión, con un remate de cabeza, que se fue por línea de fondo.

Superado el susto, el Burgos CF siguió sin dar muestras de tener la tensión necesaria para poner en apuros al farolillo rojo de la clasificación. Los locales, por el contrario, mantenían ese plus de intensidad que les daba una mayor posesión de balón.

El primer tiempo tocaba a su fin y los blanquinegros seguían abusando de la combinación en el centro del campo, reduciendo las dimensiones del terreno de juego y generando más pérdidas de balón. Así, el Caudal Deportivo tuvo la tercera ocasión clara de gol, al filo del descanso, pero Saizar, nuevamente, demostró que es el hombre más en forma de la plantilla.

Tras el paso por vestuarios, el guion del partido fue el mismo. Empate a nada en una disputa por el balón estéril que empezaba a preocupar a Patxi Salinas. De hecho, el técnico vasco, tras veinte minutos de paciencia sin ver a su equipo generar ocasiones de gol, decidió realizar un doble cambio, reemplazando el sistema, con la entrada de Cusi y Sergio Esteban.

El nuevo planteamiento ofreció un atisbo de mejoría en las filas blanquinegras. Primero Cusi y después Adrián Hernández protagonizaron dos acciones de peligro casi consecutivas, aunque sin la precisión necesaria para poner en apuros al portero local Óscar, que estaba viviendo un partido mucho más plácido de lo que él mismo podía desear.

Además, las novedades en el terreno de juego no trajeron consigo una revolución y el partido se encaminaba a un empate técnico entre dos equipos que no estaban siendo capaces de imponerse con claridad el uno sobre el otro.

Finalmente, eso fue lo que ocurrió. El Burgos CF no fue capaz de ganar al colista y el Caudal Deportivo se quedó con el amargo sabor de las claras ocasiones de gol disfrutadas y no materializadas durante la primera mitad.

Así las cosas, el Burgos CF deberá de romper esta mala racha de resultados el próximo miércoles con un partido de Copa Federación ante el Pontevedra, que se disputará en el Estadio Municipal El Plantío, a partir de las 20:00 horas.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos