Segunda División B

El Burgos CF comienza a perder el rumbo tras caer ante el Guijuelo

El Burgos CF tuvo una clara ocasión de gol en la primera mitad, pero el balón acabó estrellándose contra el larguero/Burgos CF
El Burgos CF tuvo una clara ocasión de gol en la primera mitad, pero el balón acabó estrellándose contra el larguero / Burgos CF

A pesar de que es una derrota que podía entrar en los planes, los blanquinegros no dan sensaciones positivas y tras cuatro jornadas de liga sólo han sumado dos puntos

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Se encienden las alarmas. El Burgos CF ha sufrido la segunda derrota de la temporada ante un Guijuelo que aprovechó un error defensivo de Aldalur en la segunda parte y marcó el único gol del partido. Sin una puesta en escena mejor, los salmantinos ofrecieron menos control del juego, pero más peligro en ataque y al final, en la acción que menos cabía esperar, se adelantaron en el marcador con un gol de Carmona.

Así se puede dar por confirmada una crisis de juego y resultados para los de José Manuel Mateo. El Burgos CF, a penas sin darse cuenta, empieza a meterse en problemas, cuando sólo llevan disputadas cuatro jornadas del Grupo I de la Segunda División B. Y es que, ante el Guijuelo ha sufrido un nuevo golpe, que, junto a los otros dos empates, le otorgan dos paupérrimos puntos. Con esta cifra, el equipo se sitúa en la antepenúltima posición y a ocho puntos del líder, la Ponferradina.

1 CD Guijuelo

Felipe; Raúl, Jesús, Ayala (Iván Pérez, min. 67), Jonathan; Carlos Rubén, Carmona, Julian Luque, Manu Dimas; Fuster y Juanra ( min. 61).

0 Burgos CF

Saizar; Jaso, Julio Rico, Borda, Aldalur (Gabri, min. 81); Jagoba, Undabarrena; Goti, Machuca (Elliot, min. 69), Madrazo (Annor, min. 69) y Cervero

Goles:
1-0: Carmona (min. 61).
Árbitro:
Gómez Lameiro (Colegio Gallego) mostró cartulina amarilla a Aldalur (min. 40), a Undabarrena (min. 67), Beobide (min. 83) y a Goti (min. 90), por parte del Burgos CF y a Felipe (min. 85), por parte del CD Guijuelo.
Incidencias:
Partido correspondiente a la cuarta jornada del Grupo I de la Segunda División B disputado en el Municipal de Guijuelo. Se guardó un minuto de silencio en memoria de la madre del director deportivo del Guijuelo, Ángel Marcos, y por el fallecimiento de Rubén García, un jugador del Navega.

Los blanquinegros saltaron al terreno de juego de Guijuelo con firmeza y tomaron el control del juego desde el inicio. Sin ser demasiado evidente, el Burgos CF tenía el balón, pero le faltaban las ideas en ataque, dado que los primeros lanzamientos sobre la portería defendida por Felipe llegaban de jugadas sin claridad.

Sin embargo, en el bando local, el Guijuelo mostraba más intención y sus llegadas al área de Saizar revestían más peligro. De hecho, con sólo un cuarto de hora de juego disputado, los salmantinos ya acumulaban cuatro saques de esquina.

La primera acción con peligro real del Burgos CF llegó de una jugada a balón parado en la que Aldalur remató al larguero un planteamiento estratégico que funcionó, pero al que le faltó una pizca de suerte. Corría el minuto 30 de partido y seguía sin verse un dominador claro.

Sin embargo, el Guijuelo seguía sumando razones para marcar el primer gol y Luque, en remate de cabeza, tuvo una gran ocasión para adelantar a su equipo. El balón se fue alto y Saizar pudo respirar tranquilo. Esta fue la última clara acción de gol antes de un descanso que llegaba con la esperanza de ver más fútbol en la segunda mitad.

A pesar de todo, en la segunda mitad, el Burgos CF tampoco ofreció más peligro y, a pesar de haber ido de menos a más en la primera parte, vio como Carmona adelantaba a los suyos en el minuto 61 tras una internada en el área en la que Saizar detuvo el primer intento, pero el rechace le favoreció al jugador local, que no perdonó (1-0).

Quiero y no puedo

Aún con media hora de partido por disputarse, el técnico del Burgos CF optó por realiza un doble cambio, incluyendo a Elliot y al ghanés Annor, en sustitución de Madrazo y Machuca. A pesar de la sabia nueva, los blanquinegros no terminaban de inquietar al Guijuelo, aunque sí consiguieron dominarle con mayor claridad.

Y, ante la ausencia de gol, el cuadro salmantino se iba sintiendo cómodo teniendo de aliado al reloj. Los minutos pasaban y la presión de los burgalesistas seguía sin dar sus frutos. Así se extinguió el tiempo, con Burgos CF que demuestra jornada a jornada que es un quiero y no puedo.

Ahora solo queda esperar que la próxima jornada, que se disputará el domingo 23 de septiembre, a las 17:00 horas, ante el Deportivo Fabril (penúltimo clasificado), se sumen los necesarios tres puntos que hagan coger confianza a los blanquinegros.

 

Fotos

Vídeos